“¿Quién dice que segundas partes nunca fueron buenas”

Crítica escrita por Crom

   Armando de Castro, conocidísimo guitarrista, vocalista y compositor de Barón Rojo, vuelve con su proyecto de banda personal que, bajo el nombre de Armando Rock, vuelve con un segundo disco poco más de un año y medio después de su debut. Y lo hace cambiando vocalista femenina por el conocido Manuel Escudero (Ago, Santelmo, Sacramento…) y el bajista Ángel Arias (Tritón, Niágara, Barón Rojo, Atlas…). Es un disco largo, que transita por los caminos del Rock, Hard Rock, Heavy Metal y hasta del Blues, y donde Armando no solo toca la guitarra y compone, también canta en buena parte de las canciones.

   Hay bastante de los Barones en los cortes de este disco, no puede ser de otra manera cuando uno de sus pilares compone canciones en ambas bandas; también hay mucha frescura en las guitarras, Armando se reinventa y muestra un amplio perfil de estilos y técnicas. También vas a encontrar letras reivindicativas y comprometidas, eso es algo que siempre me ha gustado en el Rock y está muy presente en canciones como ¿Cómo Logras Funcionar? y Juego de Necios (esta me recuerda bastante a “Son como hormigas”). Carne de Cañón es de mis preferidas, perfecto single, pegadiza y que entra a la primera, y que tiene mucho de Manuel y sus Sacramento, banda que formó y que tristemente desapareció. Goza además de un solo de las geniales seis cuerdas de Armando digno de destacar.

   También hay guiños y tributos a bandas y músicos que han dejado una huella imborrable dentro del Rock, hablo de Una de Zeppelin y EnHendrix, con gran protagonismo de Armando a la guitarra pero también a la voz, y en esta última es que clava el estilo tan personal de Hendrix, me gusta mucho, y el solo de guitarra, uff! Hay canciones sencillas con estribillos que funcionan, como en el caso de Rompiendo, reposadas pero con alma como Muy duro (quizás un pelín larga). Pero me gusta más la energía que desprenden temas como La Llamada de la Libertad (no puedo evitar ver puntos de encuentro de parte de la letra de la canción: “Un viejo cartel, no sé que anuncia esta vez”, con “Me ofrece un tipo de un cartel, una cerveza de papel”, de Se escapa el tiempo de los Barones) y la más cañera La Catedral, otra de mis preferidas, que posee un riff muy adictivo.

   Es un disco con muchas canciones y sobre la hora de duración, y es inevitable que haya canciones más flojas, para mi No somos nadie es una de ellas, reposada y un tanto repetitiva. Un planeta vuelve a subir las revoluciones, es un tema con sabor ochentero, que podría estar en la discografía de Asfalto o Topo, pero más heavy. Esta segunda entrega de Armando Rock se cierra con Sueños, también reposada, y de casi 8 minutos, pero que se deja escuchar, una historia de amor que cuenta con unos detalles a las seis cuerdas sin desperdicio. Es un álbum que tienes que escuchar, Armando de Castro y Manuel Escudero (sin olvidar la base rítmica) son dos pesos pesados de nuestra música, y no te van a defraudar.

A.R. II

01. ¿Cómo Logras Funcionar?

02. Juego de Necios

03. Carne de Cañón

04. Una de Zeppelin

05. Rompiendo

06. Muy Duro

07. EnHendrix

08. La Llamada de la Libertad

09. La Catedral

10. No Somos Nadie

11. Un Planeta

12. Sueños

Armando Rock

Manuel Escudero – Voz

Armando de Castro – Guitarra

Ángel Arias – Bajo

Rafa Díaz – Batería

Deja un comentario