«Mas que un error fatal»

Crítica escrita por: Christian Darchez

La cantante norteamericana oriunda de Michigan, Amanda Somerville no para un minuto: en 2015 volvió a trabajar con Michael Kiske en ese anodino disco que fue ¨City of heroes¨, tocando en vivo de vez en cuando con Avantasia y el año pasado se desmarco con ese extraño proyecto junto a otras cantantes llamado Exit Eden donde versionaron clásicos poperos y modernos. Este año la blonda decide desempolvar otro de sus vicios musicales como lo es Trillium con el que edito un disco allá por 2011 llamado ¨Alloy¨ y me parece que tanta asiduidad y sobrecarga de trabajo le esta pegando mal…corrijo, bastante mal.

¨Tectonic¨, segundo disco de la blonda con este tinglado y que coincide con su marido el guitarrista Sander Gommans (ex After Forever), es practicamente Kiske/Sommerville sin Michael Kiske y sin potencia (aunque el proyecto tampoco jamas me pareció interesante, sino una oda a la cursilería metalera). En su lugar tenemos la siempre omnipresente voz de Somerville (algo que se dio también en el ultimo del duo con Kiske) en un formato de Hard rock y heavy metal con condimentos de power; ¿cual es el problema entonces? Es que, a ver muñeca (si, a ti te hablo, Amanda, no te hagas la boluda), si tus canciones mas allá de lo bien ejecutada que estén tanto en lo instrumental como lo vocal suenen tan inofensivas con los riffs de que tan suaves pasen tan desapercibidos y que digan ¨aquí estoy¨ únicamente para vertiginosos y virtuosos solos (a cargo de Gommans) y sin gancho mucho no puedo hacer por ti! Desde la inicial Time to shine un medio tiempo con partes lentas y atonales que hace cualquier cosa menos brillar, el intento AOR  en la áspera (quizás la mas heavy del disco) pero displicente Stand up portador de unos coros melódicos y de estadio en el estribillo. Y asi pasan BODRIOS CON MAYUSCULAS como Hit me una rara mezcolanza entre la balada y medio tiempo que pretende ser dramática con Amanda pidiendo que la golpeen (¡!) Nocturna parece una de esas canciones desechadas por Amy Lee en el ultimo de Evanescence, el colmo para mi llega con Cliche freak show y sus notas calmas iniciales que recuerdan a ¨Don’t speak¨ de No Doubt y el final con la soporífera Eternal spring una balada insufrible que no conmueve ni un milímetro termina por suerte con la tortura. O al menos para mi.

La producción si bien trabajo a la par del enfoque elegido, creo que debió prestarle mas atención a las guitarras en todo momento y no cuando llegaba el tiempo de los solos. Tal vez nivelando mas el resultado hubiera sido otro, o quien sabe! Para los fans de la cantante que les importe 3 carajos lo que suena detrás mientras ella hace lo suyo con correción y justeza el disco les va a venir como anillo al dedo. Caso contrario tu sabrás…

Amanda Somerville’s Trillium:

Amanda Somerville: voz

Sander Gommans: guitarra y bajo

Erik van Ittersum: teclados

Andre Borgman: batería

Track list:

01 Time to Shine

02 Stand Up

03 Full Speed Ahead

04 Hit Me

05 Fighting Fate

06 Nocturna

07 Fatal Mistake

08 Shards

09 Cliché Freak Show

10 Eternal Spring

Deja un comentario