“AC/Bourne vuelven a la carga”

Crítica escrita por Tony Barrios

Los australianos Airbourne vuelven a la carga con este, su cuarto disco de estudio, y esta vez en las manos de gente tan reputada como el productor Bob Marlette y el encargado de las mezclas, el genial Mike Fraser, que trabajó con grupos como Aerosmith o Metallica. Un gran trabajo en los botones, pero para sacar un resultado idéntico en lo musical, osea, una copia a sus paisanos AC/DC. Una lástima, el talento tan mal aprovechado de estos músicos.

El disco, de casi 40 minutos de duración, se caracteriza por ser una copia casi perfecta a las leyendas de su país, y eso les lleva lastrando durante toda su carrera. Sonido y composición de las canciones al más puro estilo AC/DC, y la forma de cantar de Joel O’Keefee es totalmente parecida a la de Brian. Sonido de guitarras y coros de la misma guisa, por eso esta gente ha querido ganarse los cuartos como un grupo con canciones propias, pero mismo sonido que los dinosaurios AC/DC. Una lastima, bajo mi punto de vista, pues este grupo, posee buenos moldes para alejarse de este sonido repetitivo y hacer cosas de más calidad y quitadas de las etiquetas vigentes a día de hoy, pero parece que así ganan su vida, con su Made In AC/DC.

Pero parecidos aparte, este cuarteto australiano te ofrece un disco lleno de sexo, alcohol y rock and roll, donde la diversión es la pauta en todo el redondo. Letras potentes y explicitas donde la diversión está por encima de todo y así lo plasman en sus directos, donde se divierten como pocas bandas de rock a día de hoy. Un jolgorio asegurado si los vas a ver, pues lo que si te puedo asegurar es que la diversión con estos chicos, está más que asegurada.

De los temas poco que hablar, ya que todos se mueven en el mismo son de Rock. Más potente y o más relajado pero con el mismo sentido. Temas donde el cuello puede sufrir una luxación lumbar como en la inicial y que da título al disco, la increíble y explosiva Thin The Blood o la martilleante Down On You con su letra picante al máximo. La trepidante When I Drink I Go Crazy donde el alcohol corre más de la cuenta. Una buena colección de canciones que te harán pasar un grato más que agradable, eso si, no te van a descubrir nada nuevo, pues los grupos que carecen de personalidad musical jamás hacen nada nuevo, pero eso sí, con este te divertirás de lo lindo.

Pero la canción que más perplejo me ha dejado, y hablo positivamente, es el que cierra el disco. Me refiero a It’s All For Rock N´Roll que es un tema dedicado al difunto Lemmy. UN tema bien construido y bien leído, donde la letra lo dice todo y hace que se clave en el cerebelo gracias a su estribillo pegadizo.

La verdad que el disco no me descubre nada positivo, ni novedoso, pero si me hace pensar, que si nos olvidamos de las etiquetas y nos centramos en la música, este grupo ha satisfecho sus necesidades de ofrecer un buen pasatiempo. Y espero que sigan con este desparpajo y osadía, dándonos más minutos de puro Rock And Roll, aunque sea con el sello AC/DC.

Track List:

1 Breakin’ Outta Hell
2 Rivalry
3 Get Back Up
4 It’s Never Too Loud For Me
5 Thin The Blood
6 I’m Going To Hell For This
7 Down On You
8 Rocked Like This
9 When I Drink I Go Crazy
10 Do Me Like You Do Yourself
11 It’s All For Rock ‘n’ Roll

Line Up:

Joel O`Keefee – voz y guitarra

Ryan O’Keeffe – batería

David Roads – guitarra

Justin Street – bajo

 

 

 

Escrito por Toni Barrios

Deja un comentario