«En esta disco se han decantado un poco mas hacia lo melódico, sin faltar los temas potentes y veloces, hay un claro sabor ochentero en varios de los cortes mas hard rockeros…»

Crítica escrita por Rob Jalford

Decimocuarto disco de los de Solingen, tercero con el cantante Mark Tornillo (ex TT Quick) el cual mantiene bien las pulsaciones iniciadas en 2010 con Blood of the Nations y continuadas por el notable Stalingrad de 2012.

En esta ocasión se han decantado un poco mas hacia lo melódico, sin faltar los temas potentes y veloces, hay un claro sabor ochentero en varios de los cortes mas hard rockeros, sin duda, todo un grupazo en forma los Accept, tal y como han demostrado recientemente en Wacken y seguro en Octubre en nuestra piel de toro harán. ¿Cómo no, con esa portada del Miura rojo cabreado? Bien parecida a la de “Duro y Potente” de los Banzai.

Desde el ataque rápido y bravo con Stampede donde Wolf desata riffs criminales y un solo realmente espectacular, pasando por el cabalgar de “200 Years” de sabor Russian Roulette, la trepidante Trail of Tears que conjuga fuerza con melodía o el disparo final que supone Final Journey con punteos impresionantes y un tramo final neoclásico inspirado en Edvard Grieg para Peer Gynt, el disco esta muy trabajado y exhibe unas tablas y madurez fuera de duda. Como curiosidad, deciros que hay un riff clavado en esta y en “Stampede”.

Consistentes piezas como Dying Breed con inicio riffero y recordatorio a los grandes grupos de rock, con un significativo We salute You dedicado a los rockeros australianos AC/DC, el rollo ochentero de riffeo entrecortado  a lo  Up to the limit del Metal Heart en Dark side of my heart que aunque me hubiera gustado mas fuerza y mala leche en los coros, es bien guapa y muestra espíritu nostálgico.

Mas épicas se muestran Fall of the Empire y From the Ashes We Rise con detalles de calidad, aunque éstas en concreto no me terminan de convencer, las veo algo típicas al igual que la melosa Wanna Be Free que solo despierta en su parte central con un guitarrazo brutal de Hoffmann seguido de buen solo, el estribillo es muy light y acaramelado.

La que me despierta el lado salvaje y me muestra los Accept mas heavys de la era Udo es Bloodbath Mastermind todo un pelotazo revienta amplis que sin remedio te lleva a romper tu cuello y astar tus manos! Metal en vena y estado puro, con otro punteo estratosférico de Wolf.

The Curse es la balada del disco, sin ser maravillosa mantiene bien el nivel y relaja las pulsaciones. En la edición japonesa se incluye Thrown to the wolves, un cañero corte bien heavy que gustará a los seguidores del grupo.

Pese a ser mas tranquilo en tramos que los dos anteriores, los teutones han cuajado un notable cd, del que van a poder lucir 3 o 4 temas  excelentes en sus próximos directos, sin duda, están en una segunda juventud Wolf y compañía, este último demostrando su nivelazo de guitar hero con total desvergüenza.

NOTA: 7 Jalfords

TRACKLIST:

1.Stampede

2.Dying Breed

3.Dark Side Of My Heart

4.Fall Of The Empire

5.Trail Of Tears

6.Wanna Be Free

7.200 Years

8.Bloodbath Mastermind

9.From The Ashes We Rise

10.The Curse

11.Final Journey

12. Thrown to the wolves (bonus Japón)

MIEMBROS:

Mark Tornillo: Voz

Herman Frank: Guitarra

Wolf Hoffmann: Guitarra

Peter Baltes: Bajo

Stefan Schwarzmann: Batería 

Deja un comentario