“Locomotora imparable”

Crítica escrita por Luishard

 Amigos de Dioses del Metal, en mayo de 1978, tras el orgásmico Let There Be Rock nos llega llega el quinto álbum de estudio y cuarto para el mercado internacional de los AC/DC, Powerage. Grabado entre febrero y marzo del 78 en los Albert Studios (Sidney, Australia) bajo la supervisión de los incondicionales Harry Vanda y George Young (no volverían a producir más un disco de ellos) junto al ingeniero de sonido Mark Optz y coproducido por Angus Young. Bajo el sello Atlantic Records, fue publicado casi a la vez para Australia y resto del mundo. Eso en vinilo, porque en cd se volvería a reeditar en 1990 y 2003.

Como curiosidades, comentar varias. Por primera vez todas las portadas eran iguales, independientemente del país al que iba dirigido. Para Europa, los discos incluían el tema Cold Hearted Man sin que volviera a aparecer editado nunca más. Además, varias canciones cambiaron la mezcla y en las primeras versiones se omite la canción Rock ´n´Roll Damnation. Aunque en la formación ya aparece el bajista Cliff Willians como debutante, hay una leyenda, cierta o no, que dice que Mark Evans junto a George Young fueron quienes se hicieron cargo de las líneas de bajo, con unas ya grabadas anteriormente, al no tener Cliff toda la documentación en regla en aquel momento.

No fue un álbum bien recibido por la crítica, no me es extraño porque hay que degustarlo pausado, una vez tras otra, dejándote envolver y por qué no,.. asfixiar, por unas canciones exultantes de Hard Blues Rock and Roll. Tuvieron que pelearlo mucho sobre los escenarios para convencer tanto a sus seguidores como a la prensa especializada, así que tras cinco meses de gira y unas 80 actuaciones en los Estados Unidos, teloneando a monstruos de la época como Rainbow, Alice Cooper o Aerosmith, consiguieron vender allí 250.000 copias. La locomotora iba ya imparable a toda máquina.

La portada, diseñada por Bob Defrin, que recubre esos 42 minutos y pocos segundos más de Hard Rock al estilo “isidisi” nos muestra a un Angus Young exultante, quizás recibiendo una descarga de poder a través del cableado que le sube por lo brazos. Y este subidón lleva muchos voltaje de repetitivos riffs que saben a caviar, punteos enérgicos al estilo Angus; el bajo, sea de Evans o de Cliff, sonando “distinto”, Phil continúa agitando el ariete a ritmo de carga de bisontes y Bon Scott, que también es partícipe de unas notables letras, canta sin perder un ápice de su peculiar entrega y desbordante energía.

Abrimos con Rock’n’roll damnation, que la compusieron in extremis porque no tenían un single “decente”, según la discográfica. Un estribillo loctite y un ritmito guitarrero que te abraza y obliga a danzar sintiendo la vocalización de Bon dan paso a Down payment blues. Se me pone el vello como púas con el bajo y ese riff que avanza a lo largo del tema como un glaciar, de menos a más, imparable. Igual que el corte Gimme a bullet, con un riffeo repetitivo que te remacha el cerebro sin compasión.

Y ahora el demoledor Riff Raff, esa guitarra es como una taladradora acercándose a la nuca, y….¡pa dentro!, ambas seis cuerdas peleándose por ser la mejor y con Bon Scott enrabietado y macarra. Seguimos con el clásico Sin city, para que ardan Las Vegas, estribillo facilón, Bon fraseando, bajo acariciando neuronas y….¡ataque masivo de riffs!, temazo. What’s next to the moon me hace sentir que me tatuan a golpes de bajo y parches, menudo ritmo “enrrollao” y ambiente de pandilla de barrio. La blusera y cuasi relajante Gone shootin’ cede el paso a Up to my neck in you, más rockera y de riffeo monolítico para terminar con Kicked in the teeth, donde instrumentos y voz se retan hasta que salta la vorágine en un océano de riffs con rayos en la guitarra de Angus.

Creo que poco más se le puede pedir al Powerage, un disco “mágico”, muy infravalorado hoy en día y puede que el más “olvidado” por sus fans, quizás porque a pesar de tener temazos no hay ningún himno que haya traspasado la muralla del tiempo, pero lo que es seguro es que sirvió de trampolín para llegar al incunable Highway to Hell. Un saludo metálico a todos.

Track List

  1. Rock’n’roll damnation
  2. Down payment blues
  3. Gimme a bullet
  4. Riff raff
  5. Sin city
  6. What’s next to the moon
  7. Gone shootin’
  8. Up to my neck in you
  9. Kicked in the teeth

Formación

Bon Scott. Voz
Angus Young. Guitarra solista
Malcolm Young. Guitarra rítmica
Cliff Williams. Bajo
Phil Rudd. Batería

Oficial

http://www.acdc.com/us/playacdc

 

Deja un comentario