«La historia de 40 años haciendo el mejor trabajo del mundo»

Escrito por MikeYoung

Nadie pensaba que los hermanos Young llegarían tan lejos con sus guitarras, cuando aún pensaban el nombre que le pondrían a la banda, cuando su hermana Margaret Young, que les sugeriría el nombre de AC/DC, cuando vio este nombre detrás de su máquina de coser.

La primera formación (Malcom y Angus Young, Larry Kriedt, Dave Evans y Colin Burgess) dieron el primero de los cientos y cientos de conciertos de la banda australiana, en año nuevo del 73, en el club «Chequers», habiendo tocado algunas canciones de blues y rhythm and blues que habían estado ensayando con anterioridad.

Con la llegada de Bon Scott en el 74, vuelve a cambiar la formación (Malcom y Angus Young, Bon Scott, Mark Evans y Phil Rudd), donde estuvieron todo un año componiendo en el estudio, para que en enero del 75 viera la luz su primer disco, «High Voltage«. 

https://www.youtube.com/watch?v=44XYEeD1A1U  

Las canciones más notables (y que a día de hoy siguen en su set list) son: The Jack, T.N.T, High Voltage o It’s a Long Way to The Top (If You Wanna Rock ‘n’ Roll). Este álbum solo salió para Australia. Y en diciembre de este mismo año, editaron el disco T.N.T, donde el tema It’s the Long Way se convirtió en todo un himno.

Gracias a estos dos trabajos, consiguieron firmar un contrato con Atlantic Records, con la que hicieron una gira Europea, tocando con otras grandes bandas como Kiss o Aerosmith entre otros. Con los dos, High Voltage y Dirty Deeds Done Dirt Cheap, sirvieron para poder elaborar el High Voltage que iría a parar a Estados Unidos en el 77. 

Pero no llegarían a tocar la fama, hasta que en el 79 editaran el que es su disco más importante, High Way To Hell y con nuevo cambio en sus filas (Cliff Williams en el bajo), consiguieron ser un gran éxito en Europa y Estados Unidos acompañado de una gira que les llevaría por todo el mundo, incluyendo su primera visita a España, actuando en el ya extinto programa de televisión española: Aplauso.

Pero no todo sale siempre como se planeo en un principio, ya que el 19 de febrero del 80, Bon Scott muere de intoxicación etílica. Actualmente (y seguramente seguirá siendo así) sus restos se encuentran en el cementerio de Fremantle, en Australia. Tras este «tropiezo», reclutan a Brian Johnson, que los llevaría a la élite del rock n’ roll.

El disco Back in Black es el segundo disco más vendido de la historia (detrás del Thriller de Michael Jackson), vendiendo en seis meses más de 10 millones de copias, siendo número 1 en el Reino Unido y estuvo 131 semanas en los top 10. Este álbum fue dedicado al recién fallecido Bon Scott.

De este álbum han salido grandes temas: Back in Black, You Shook Me All Night Long, Hells Bells o Shoot to Thrill. La gira pasó por 12 países diferente entre Europa y Estados Unidos, siendo la segunda gira más larga hasta esa fecha, detrás de Let There Be Rock Tour.

Pero como todo lo que sube baja, la llegada de los álbumes Flick Of The Switch y Fly On The Wall, hicieron que la popularidad de la banda y las ventas cayesen (viene siendo algo parecido cuando Metallica sacó el disco St. Anger). 

En el 88, volvieron a los escenarios, de la mano del disco Blow Up Your Video, donde por primera vez pudimos ver al sobrino de Malcom, Steve Young, ya que tuvo que ausentarse por motivos personales, pero solo en la gira estadounidense. Por esta época también pudimos ver a Chris Slade en la batería, sustituyendo a Phil Rudd. Y como todo lo que baja, vuelve a subir, con el lanzamiento de The Razors Edge, se colocaron durante 77 semanas consecutivas en la lista de los 40 principales de Estados Unidos, con su ya mítico Thunderstruck.

En el verano del 94, la banda volvió a su formación habitual (Malcom y Angus Young, Brian Johnson, Cliff Williams y Phil Rudd), y en otoño del 95, se publicó el Ballbreaker con su inconfundible Hard As a Rock, quedándose en el número 4 de las listas musicales y vendiendo más de un millón de copias en los primeros seis meses.

Para empezar el nuevo milenio, nada mejor que un buen disco, con el sonido de sus incios, Stiff Upper Lip. Después de estar casi una década sin ningún tipo de movimiento (solo sacando reediciones y recopilatorios), en 2008 publicaron el álbum que los llevaría a hacer la gira más larga de toda su historia, con 168 conciertos y más de 5 millones de espectadores, alrededor de 29 países. Sin duda, Black Ice es uno de los mejores discos de los australianos, ya que consiguió vender más de 10 millones de copias.

Y entre rumores de retiro, separación, enfados… Presentan el que es su decimosexto álbum de estudio, Rock or Bust, siendo el más corto de todos, con una duración de poco más de media hora. Para esta ocasión (y esperemos que no sea la última) la banda vuelve a cambiar sus filas con dos nuevas incorporaciones (Steve y Angus Young, Brian Johnson, Cliff Williams y Chris Slade). Además, celebran el 40 aniversario de la banda, con una gira que ya ha conseguido colgar el cartel de «SOLD OUT» en todos los estadios en los que van a tocar, incluidos los tres conciertos en nuestro país (Barcelona y Madrid). 

Reflexión Personal:

Para mí, AC/DC lo son todo (musicalmente hablando), ya que sin ellos no me habría enganchado a este mundo, no habría empezado a tocar la guitarra imitando a Angus, no habría conocido a mucha gente… Y por fin, voy a poder hacer realidad mi sueño de verlos en directo, el próximo día 29 de mayo en el estadio olímpico de Barcelona. Los australianos son un gran referente para mí y una gran influencia, no solo en la música que toco, también en mi forma de ver el mundo de la música, gracias a AC/DC estoy aquí escribiendo y mi nick: MikeYoung, viene de ahí. En definitiva, si ya disfruto solo en casa cantando sus canciones, cuando los vea en directo, será como un orgasmo de casi dos horas de duración. A continuación os dejo mi tema favorito. Un saludo Heavy!!!!!

Deja una respuesta