Crítica escrita por Ionel Munoz y Vicky Garcia.

AFM Records © 2013

Tracklist:
1. Moonlight
2. A Matter Of Time
3. Dark Revelation
4. Cold Winter
5. Palace Of Gold
6. The Beast In Me
7. Wakken
8. Pressure Down
9. Run With The Wolf
10. Cry Wolf
11. Kid Raw (Bonus Track)

El proyecto «todos estrellas» nombrado Wolfpakk, nacido hace apenas dos años de la alianza entre el cantante, productor y guitarrista Michael Vox (MSG/Mad Max) y el vocalista Mark Sweeney (ex-Crystal Ball), desde un inicio apostó por un sonido enraizado profundamente en el hard rock melódico y en el power metal de corte comercial.

Este álbum, el segundo liderado por el dúo (el primero data del 2011), continúa por el mismo camino abierto por el primero, repitiendo la misma fórmula, aunque por supuesto han habido varios cambios en la manada.

Por ejemplo, los cantantes Jeff Scott Soto, Tim «The Ripper» Owen, Rob Rock y Tony Martin están ahora ausentes, algo que podría parecer inquietante a primera vista. Sin embargo, no hay por qué preocuparse, puesto que en las voces, además de Voss y de Sweeney, tenemos ahora a Ralf Scheepers (Primal Fear /ex-Gamma Ray), Göran Edman (ex-Rising Force), Johnny Gioeli (A.R.P. /Hardline), Tony Mills (ex-Shy/ex-Siam/ex-TNT), Doogie White (MSG/ex-Rainbow/ex-Rising Force), Blaze Baley (ex-Iron Maiden), Piet Sielck (Iron Savior) y la dama de Avantasia y coach vocal de muchos grandes, la muy capaz Amanda Somerville.

En las guitarras, una mini-constelación de super-estrellas nos recibe también: Kee Marcello (ex-Europe), Mandy Meyer (Unisonic/ Krokus) y el maestro Roland Grapow (Masterplan/ex-Helloween).

En los teclados, Don Airey (Deep Purple/ex-Ozzy) y Tony Carey (ex-Rainbow) se ocupan del asunto, mientras que en la batería tenemos a Brian Tichy (Sun/ex-Whitesnake), Hermann Rarebell (MSG/ex-Scorpions) y Roland Jahoda (F.U.C.K./ex-Paradox).

Como se puede apreciar, estamos una vez más frente a una alineación numerosa y de «grandes ligas», por lo que resulta sorprendente la manera en la que la obra musical que se nos entrega suena tan coherente. En dos palabras, el trabajo de producción y de coordinación es cuando menos impresionante y cuando más, simplemente magistral.

El álbum abre con un tema de corte muy power metalero titulado «Moonlight», al puro estilo de Avantasia, con un Ralf Scheepers absolutamente brillante.

No obstante, sepan los detractores del género que este álbum no es solo de power metal, sino un guiño y un tributo a varios otros subgéneros de rock, de metal y a varias agrupaciones. Se pueden distinguir las influencias de Manowar en «Wakken», de Motorhead en «Cry Wolf» e incluso de Deff Leppard en el bonus «Kid Raw».

El disco se estructura alrededor de una idea central, el lobo, para entregar un mensaje de naturaleza fantástica, pero con visos de temas serios: la ecología, el amor, la música… Todas las canciones en este disco son escritas por Voss y Sweeney, excepto «Run with the Wolf», del álbum «Rising» del legendario grupo Rainbow. Wolfpakk retoma esta canción y la hace suya, con no otro al piano que Tony Carey.

Otra canción digna de resaltar es «Cold Winter», bellísima power balada en la que Amanda Sommerville lo entrega todo, aunque el fantasma de Avantasia planea sobre las melodías de manera bastante evidente, lo cual le quita algunos puntos.

Finalmente, «Cry Wolf» quizás sea la pieza mas elaborada del álbum, de duración épica (¡diez minutos!) y con varios escenarios sonoros diferentes. Suena casi progresiva, aunque califica también como power metal y hasta como NWOBHM, ya que las influencias de Iron Maiden son bastante explícitas.

Para concluir, a pesar de impresionar por su calidad musical, su variedad sonora, la producción impecable y por la lista de músicos de renombre que colaboraron, el álbum se nos queda en una obra intrascendente de mediano alcance y que carece de originalidad.

A recomendar entonces como muestrario ecléctico de géneros de rock melódico a todo aquel que le guste, y como prueba del juego seguro y competente de los integrantes de Wolfpakk, pero no mucho más que eso. Esperemos que la próxima vez la manada se muestre un poco más osada y con deseos de explorar otros territorios más allá del AOR enlatado, aunque éste sea de altos vuelos y de excelente factura.

Nota final: tres estrellas y media sobre cinco.

 Más Info: www.wolfpakk.net

Deja un comentario