Regreso de esta legendaria banda USA que se presenta con un discazo de Heavy/Power/Progresivo.

Adelantados a su tiempo, pero ignorados por el gran publico metalero, aunque sí conocidos por el más selecto sector del Heavy Metal, influyente como pocas, Warlord sufrió las consecuencias de llegar muy temprano a la fiesta, ya que solo logró alcanzar el status de banda de culto. Con muy buenos discos a mediados de los 80’ de un Heavy Metal con toques progresivos que solo llamó la atención de los seguidores de la vena mas ortodoxa. Pero todo cuento tiene su final, que se concretó cuando el baterista Mark Zonder abandonó el grupo para unirse a Fates Warning a finales de 1988.
La leyenda resurgió en 2002 con la edición de «Rising Out Of The Ashes» con Joacim Cans de Hammerfall en la voz y la vuelta de Mark Zonder en la batería, otro buen disco que, sin embargo, no termino de convencer a sus seguidores.
Hoy, diez años después de aquel registro, los americanos vuelven con quizás una de las sorpresas del año y dan una soberbia muestra de cómo sonar épicos y progresivos al mismo tiempo, con un disco que eclipsó por completo a los dos Queensryche, por más que les pese a los fans de ambas facciones, Geoff Tate y los Queensryche de Todd Latorre, fallaron miserablemente a la hora de otorgar climas progresivos en pos de sonar modernos y heavys.
Con un gran trabajo de guitarras y teclados, así como Rick Anderson sin exagerar en sus interpretaciones vocales, «The holy empire» pega justo donde debe, con la calidad que estos viejos luchadores nos tienen acostumbrados.
La inicial «70.000 sorrows», con sus atmósferas épicas y marcha lenta, abre el fuego; seguido de temazos como «Thy Kingdom Come» y «City Walls Of Troy», toda una conjunción épica y progresiva.
Destacables también son «Kill Zone» y ‘Night Of The Fury’, que no hubiesen desentonado en sus discos ochenteros.
Para el cierre se guardan dos joyas como «Father» y sus coros a lo Pink Floyd y «The Holy Empire», una canción épica de 11 minutos que va desde el folk europeo y el progresivo coronan a un álbum muy parejo donde se destaca la estupenda labor de William J Tsamis con sus riffs y teclados y Mark Zonder tras la batería.
Sinceramente me encantó este disco y la vuelta de esta leyenda de culto, yo lo recomiendo, así como su gran discografía.
GRACIAS WARLORD POR LA MAGIA!

Warlord:
Rick Anderson: voz
William J Tsamis: guitarra y teclados
Phillip Bynoe: bajo
Mark Zonder: batería

Track List:
01 70.000 sorrows
02 Glory
03 Thy Kingdom come
04 City walls of troy
05 Kill zone
06 Night of the fury
07 Father
08 The holy empire

Deja una respuesta