¨Mis compatriotas incandescentes¨

Crítica escrita por christian darchez

Mis hermanos argentinos Vibrión están de vuelta! Desde ya paso a contarles que a fines de los ’80 y comienzos de los ’90, junto con bandas como Exterminio, Escabios y Gastre, fueron los pioneros del Death Metal en Argentina cuando el estilo ya empezaba a sacudir los cimientos de la escena metalera de todo el mundo. Se suele decir que en mi país los estilos de metal llegan con años de tardanza, pero lo asombroso del asunto es que el nacimiento del Death metal en argentina vino a la par de lo que pasaba en la Bay Area. 

Obviamente marcaron las diferencias con dicha escena yanki cantando en castellano para luego pasar al idioma anglosajón, para tener llegada a otros mercados ya que el público afín al metal en Argentina aún no estaba preparado para los Blast beats; pero eso no impidió que las bandas citadas tuvieran sus seguidores, que convirtieron cada lanzamiento en discos de culto. Originalmente llamados Chacal a fines de los ‘80, a comienzos de los ’90 se decidieron finalmente por Vibrión, y así tras la demo ¨Erradicated life¨ en 1992, los liderados por el cantante y guitarrista Luis Guardamagna debutaron en 1995 con ¨Diseased¨, con muy buena aceptación en la escena argentina, seguido de ¨Closed frontier¨ en 1997, pero, inesperadamente, el grupo llegó a su fin en 1998. Tras aquello parte de los miembros del grupo se radicaron en Bélgica y recién en 2012 tuvimos señales del grupo nuevamente cuando se edito el box set ¨The contagion decade¨; la legendaria enfermedad volvía a esparcirse y en 2014 darían un histórico show en argentina que quedó documentado en ¨Buenos Aires re-infected¨, su primer disco en vivo.

Hoy dicha vuelta es una realidad y ¨Bacterya¨, tercer disco de la banda tras 19 años de ausencia, así lo confirma! los ahora binacionales Vibrión (ahora cuentan con músicos belgas), volvieron mas virulentos que nunca con una obra excelsa, llena de riffs furiosos, velocidad, gancho y detalles que lo hacen sumamente entretenido y brutal. Y no digo todo esto por una cuestión de favoritismo nacionalista, si no me creen péguenle varias oidas a autenticas virulencias sonoras y brutales como Day of Replicaron, intercalando riffs y machaques entrecortados con cataratas de los mismos, las infernales e incandescentes The Worm Immune e Ill Essentia son algunas muestras del compromiso compositivo que adoptó el grupo al darle distintos matices a las canciones, ya cuando se tratan de riffs, machaques, solos, como también a las bases rítmicas, que no tocan rápido por que sí solamente, sino que dibujan ritmos elaborados que enriquecen las canciones. También se le animan a experimentos como el de la oscura Bacteria, donde al comienzo se escucha un acordeón en un breve plan tanguero (¡!) entre los riffs y machaques a media marcha asesina, para volver a aparecer hacia el final! algo que tal vez no será bien tomado por los puristas del estilo pero que bien les quedó! aunque igual dudo mucho que vayan a objetar algo con las instancias finales a cargo de las violentísimas y furiosas Circles Are Closed y Mutant, que cierran el álbum con la misma intensidad y brutalidad que duran estos geniales casi 45 minutos de duración.

Con un sonido de la mega hostia, que aprovechó al 100% las posibilidades de una producción europea de primera linea, convierten a ¨Bacterya¨ en un regreso con gloria para los legendarios Vibrión y que recomiendo fervientemente a los adeptos al metal de la muerte.

OTRO A MI LISTA DE FAVORITOS DEL AÑO, GRACIAS VIBRION POR VOLVER! 

Vibrión:

Luis Guardamagna Cederborg: voz y guitarra

Lou-Indigo; guitarra

Mathias M: bajo

Laye Les Pessy: bateria

Tracklist:

1. Day of Replication
2. The Warth of the Beast
3. The Worm Immune
4. The Walls of Caffa
5. Ill Essentia
6. Of My Burning Brothers
7. Hidden Plague Disseminator
8. Bacterya
9. Circles Are Closed
10. Mutant 

Deja un comentario