“Si Jose Luis Lopez Vazquez levantase la cabeza (Las suecaaaaaas..)”

Crítica escrita por Newhunter

Nuevo disco de los Suecos, que sale al mercado muy poco tiempo después de su última gira por nuestro país, que les llevó a tocar por ciudades tan exóticas para el metal como la mismísima Murcia, donde no lograron meter ni 15 personas.

Dos años han pasado desde su anterior y fantástico “Now and forever”, y bajo mi punto de vista han dado tantos pasos atrás como años transcurridos, me explico…

Si por algo Sister Sin era un grupo “especial” era por, dentro de su Heavy Metal clásico y sin excesivas florituras, mostrar una garra y un gancho en cada tema que te daba una buena “ostia” en toda la cara, pero desafortunadamente gran parte de esa garra se ha esfumado cual cabina telefónica a raíz de la llegada de los teléfonos móviles.

Desgranando el disco tema a tema si podemos apreciar retazos de ese “punch” en los 3 primeros temas del disco, una cañera y directa Food for worms, el a la postre elegido como single del disco Chaos Royale y la veloz (por momentos) Au revoir.

A partir del cuarto tema del disco, e incluso en parte en el tercero, la cosa va girando poco a poco y casi sin darnos cuenta en un cambio claro en el sonido hacia derroteros mas, como llamarlos… “americanos”,  buscando por momentos casi descaradamente la comercialidad, lo cual no veo mal, pero no de forma tan forzada como por ejemplo en el cuarto tema del disco Desert queen, siendo a partir de aquí donde empezamos a olernos la jugada.

La velocidad de las guitarras, la energía, esa garra de antaño….todo eso se va difuminando poco a poco y casi sin darnos cuenta conforme avanza el plástico.

Count me out empieza en plan semi-orquestal, lo cual no hace sino descolocar más aún. Si es que conforme empieza te preguntas si te ha saltado sin darte cuenta un tema de Nightwish en el reproductor!!! Lo cual no es precisamente lo que alguien que lleva siguiendo al grupo desde sus inicios espera. Conforme entra la voz de su cantante Liv respiras aliviado…pero enseguida el tema se vuelve tan anodino que a mitad del mismo lo mas probable es que te pongas a pensar que te falta en la compra que tienes que hacer al día siguiente… y tal nivel de desconexión no es que sea bueno.

Con Stones Throw afortunadamente la cosa vuelve a coger un poco de aire, con un comienzo que nos augura un tema más “Old school”, y así es, pero no del todo, por que a partir del minuto del mismo vuelve la bajona de garra y la búsqueda del estribillo comercial, aunque desde luego de forma menos descarada que en anteriores temas, pero que queréis que os diga, sigue siendo todo demasiado limpio y pulcro para un grupo que en anteriores discos nos sorprendió a propios y extraños precisamente por lo contrario, una descarada y arrebatadora “Suciedad”.

Por si no andábamos ya suficientemente descolocados en el séptimo tema, titulado The jinx, lo que empieza ya a quedársete es un poco de cara de tonto, por que balaba mas anodina y triste no había tenido la mala suerte de oír en años, nuevos toques de violín incluidos…mejor le damos a la tecla con varias flechas apuntando a la derecha y pasamos al siguiente, y penúltimo, si penúltimo, tema del disco, por que es que además estamos ante un disco muy corto, de tan solo 9 temas.

Ruled By None, un tema con este título y compuesto por esta banda debería de ser algo salvaje, violento, loco…pues eso sería con los antiguos Sister Sin, por que lo que es con estos es un tema del montón, casi de relleno, lento, pesado y sin gancho ninguno, donde los coros, unos coros que siempre los habían caracterizado y que en este álbum brillan por su ausencia se escuchan tímidamente y mas bajos de volumen que nunca.

En fin, sin muchas mas esperanzas encaramos el último tema del LP, llamado Sail North, en el cual parece como si quisieran recuperar parte del tiempo perdido con un arranque mas que prometedor, al menos hasta que llegan unos mas que extraños “Uooooohs” de parte del coro, que para variar te dejan con el culo torcido, sin ellos para mi gusto habría quedado un tema más que notable.

En resumen, que casi me alegro de que el disco no estuviese aún a la venta en la gira y no tocaran mas que un par de temas del mismo, afortunadamente los mejores, o “menos malos”, según se mire, y así poder disfrutar como es debido de su anterior repertorio, el cual para gusto de un servidor es muy superior a lo que han mostrado al mundo en este mediocre Black Lotus.

Nota: Le pondría un 6’5 si se tratase de un grupo que empieza sin referencias anteriores, pero tratándose de una banda a la cual le tengo tanto cariño y siendo coherente con su trayectoria no puedo ponerle mas de un 5 y siendo generoso, cuando sus anteriores discos eran todos de 8 para arriba. Esperemos que la inspiración y la fuerza resurja cual Ave Fénix en próximos trabajos.

Tracklist:

01. Food For Worms

02. Chaos Royale

03. Au Revoir

04. Desert Queen

05. Count Me Out

06. Stones Thrown

07. The Jinx

08. Ruled By None

09. Sail North

Miembros:

Dave Sundberg – Drums (2002-present)

Jimmy Hiltula – Guitars (2002-present)

Liv Jagrell – Vocals (2002-present)

Andreas Strandh – Bass (2010-present)

Deja un comentario