«Un notable trabajo, de producción brutal»

Crítica escrita por Rob Jalford

Sanctuary vuelve a la carga después de 25 años, un cuartito de siglo, casi nada… para los que no los conozcan el grupo fue formado por Warrel Dane (el que después creara los Nevermore) y en sus filas militó Jeff Loomis (también de Nevermore). Sacaron dos discos el “Refuge Denied” en 1987 más power speed y el “Into The Mirror Black” de 1989, donde ya se metían en tesituras más oscuras y tristonas. Dos estupendos discos que os recomiendo sin reservas.

¿Qué nos ofrece Sanctuary en 2014? Pues un notable trabajo, de producción brutal, con una portada que capta la esencia de la obra, cortesía de Travis Smith (el cual ha creado también portadas para Amorphis o Anathema), pero que se parece mas a Nevermore que a Sanctuary.

Para los seguidores “puristas” del grupo puede ser un sacrilegio, pero teniendo en cuenta que el material es de calidad, me imagino no les supondrá tanta ofensa, jeje…

La sección rítmica y las guitarras destacan sobremanera, con un sonidazo tremendo, de pegada superior, cortes como “Arise And Purify”, “Frozen” o  “Question Existence Fading”  arremeten con furia, con solidez, con un poderío imparable.

La voz de Dane es algo monótona, pese a su calidad, siempre me parece que está en el mismo tono y el hecho de que doble voces en dos tesituras diferentes, también recuerda mucho a lo que hace en Nevermore. Las melodías vocales en ocasiones son muy similares, pero la composición es compleja y trabajada, en algunos temas meten introducciones con acústica que les queda muy bien para luego desarrollar el poderío del combo, que no es poco.

Incluso cuando bajan pulsaciones como en la semi balada “I Am Low” tienen gancho y consiguen atrapar al oyente, con sus pasajes melancólicos y algo depresivos.

El concepto del disco, con ese sol destruyéndose a pedazos, que acabaría con toda vida posible en nuestro planeta, así como los títulos de algunas pistas, invitan a la reflexión. Falta tal vez un poco de alegría y alguna pista más veloz, pero el sonido Nevermore es así, salvo en su debut y Warrel lo ha trasladado a los Sanctuary.

Técnicamente los dos hachas Hull y Rutledge van bastante sobrados, sin llegar al nivelazo de Loomis, te atrapan con riffeos consistentes, bien gordotes y desarrollan punteos de gran calidad y clase a lo largo y ancho del disco.

En resumen un interesante trabajo, de mucha energía aunque algo pesimista en su concepto y sonido, que gustará a los seguidores de Nevermore y que contiene algunas pistas muy musculosas y contundentes.

NOTA: 7.25 Jalfords

 

MIEMBROS

Warrel Dane – Vocalista

Lenny Rutledge – Guitarrista

Brad Hull – Guitarrista

Jim Sheppard – Bajo

Dave Budbill – Batería

 

TRACKLIST

1. Arise And Purify           4:13

2. Let The Serpent Follow Me     4:46

3. Exitium (Anthem Of The Living)             4:53

4. Question Existence Fading      4:20

5. I Am Low         5:15

6. Frozen              5:46

7. One Final Day (Sworn To Believe)        3:30

8. The World Is Wired     5:08

9. The Dying Age              4:52

10. Ad Vitam Aeternam                1:30

11. The Year The Sun Died            5:33

Deja un comentario