“De las mejores ediciones de este gran festival”

Crónica escrita por Pol Metalhead

Una nueva edición del Ripollet Rock estaba a punto de celebrarse y con esta ¡Van 24! Posiblemente el festival más longevo que tenemos en España. Aún recuerdo la primera vez que fui allá por el año 2000 con Grave Digger y Tierra Santa como máximo reclamo, desde aquella edición hasta la actualidad han pasado bandas internacionales del calibre de: Rage, U.D.O, Edguy, Bonfire, Moonspell, Masterplan, Epica o The Poodless entre otros, y nacionales cómo: Saratoga, Obús, Alquimia, Dark Moor, Ankhara, Muro…

Para este 2016 contábamos con un cartel (como viene siendo habitual) bastante bueno: Dos  bandas internacionales, Firewind y Myrath, una nacional, Lords of Black, y dos locales, Tabü y Blaze Out.

Era la primera vez que veía el cartel desde el principio porque todas las bandas por un motivo u otro me atraían. Comenzaban los barceloneses Tabü, con su buen hard-rock melódico para abrir la velada. Era la tercera vez en pocos meses que asistía al directo de estos cracks del hard nacional con tres discos en el mercado que recomiendo efusivamente si este es tu estilo musical, comenzaban con “Sueños” y siguieron canciones como “Nada”, “Destino”, “Tan Solo”, la increíble balada “Contigo Estaré”… Llegaba uno de los momentos claves con “Jaula de Cristal” una canción muy personal para la banda que en directo gana muchísimo, “Siempre Locos” de su primera obra dedicada a sus mayores fans. Llegaba el final pero antes nos dejaban una impresionante versión del “Cuerpo a Cuerpo “de Sangre Azul y su nuevo single y video-clip, que abre su última obra “Destino”, el  tema “Escúchame”. Será la tercera vez que los veo en poco tiempo pero con conciertos como este, ¡Las veces que haga falta allí estaré!

Seguían los también locales, pero con un estilo totalmente distinto Blaze Out, banda que practica un Thrash Metal muy en la onda Overkill o Death Angel por poner un ejemplo, de este concierto poco puedo opinar porque realmente no los vi todo lo bien que quería, descargaron canciones como “Shinning Blood” o “S.I.N.S”, y un curioso medley de unos 15 o 20 minutos de Iron Maiden y Metallica”, la gente vibró mucho con una banda que con suerte en poco tiempo estará a la altura de bandas como sus paisanos Crisix .

Llegaba uno de los conciertos más esperados con los madrileños Lords of Black con Ronnie Romero (Rainbow) a la voz, muchas, muchísimas ganas tenía de ver a “Los Señores de Negro” después de perdérmelos en el Leyendas del Rock, comenzaban con la introducción de su nuevo trabajo “II” para empalmar rápidamente como en el disco con “Merciless”.  Algo fallaba en el sonido y la voz de Ronnie apenas se escuchaba, hasta la mitad del tema no pudieron arreglar lo que estaba pasando, siguieron ya con buen sonido, con “Nothing Left to Fear” de su primer disco, continuaban con dos canciones nuevas, “New World’s Comin’”y “Everything You’re Not” , Ronnie dejaba claro tal como iba transcurriendo el concierto que está a un nivel que hoy en día muy pocos alcanzan , de ahí que Ritchie Blackmore se halla fijado en él, impresionante, continuaban con “The Art of Illusions II: The Man From Beyond” y “Forgive or Forget”, las dos también de su primer disco, y si hablamos de Ronnie que decir de todos los que le acompañan, Tony Hernando (Guitarra) está como nunca, Andy C. (Batería) le da a los bombos como si de ello dependiese su vida y el complemento perfecto de la banda ( y nuevo integrante) Javi García (bajo) hacen que todo fluya como lo tiene que hacer, su gran puesta en escena, hace de ellos una de las mejores bandas que tenemos en la actualidad en nuestro país, seguimos ya en la recta final, con “Cry no More” dedicada a Phill Lynot (Thin Lizzy) , gran influencia para Ronnie como el mismo comentó durante la presentación de este tema, para el final nos dejaron lo mejor, su himno “Lords of Black” y la versión de “Neon Knights” de Black Sabbath, nadie mejor en la actualidad que este hombre para interpretar este tema originalmente cantado por la voz, Ronnie James Dio.

Llegaba la primera de las dos bandas internacionales del festival, Firewind con el gran Gus G. a la guitarra (Ozzy Osbourne), para este concierto contaban en la voz con su nuevo fichaje Henning Basse (exMetalium), un cantante súper-poderoso que hace que los temas de la banda griega suenen aún más potentes en directo, una introducción sonaba en Ripollet y con ella poco a poco iba saliendo el grupo  al escenario, siendo Gus G. y Henning Basse los últimos en aparecer con “Into the Fire, tema realmente Heavy que demostraba la fuerza de Firewind en directo, continuaban con “Wall of Sound” y el famoso guitarrista iba cogiendo las riendas dejando alucinado a más de uno, “Head Up High” presagiaba que lo que íbamos a ver esta noche podría ser histórico, a partir de aquí el concierto se llenó de altibajos, no sé si podría ser el setlist que llevaban o porque de este bajón, “Destination Forever” y “Angels Forgive Me “ fueron las siguientes para empalmar con una de sus mejores canciones “World On Fire”,  alargada con un gran pero larguísimo solo de guitarra, esto seguía con “Fire & Fury “, “Few Against  Many”… Que dejó al público un poco frío, “Mercenary Man”, posiblemente la canción que más me gusta de la banda fue la que hizo levantarse a los más dormidos, esto llegaba al final y lo hizo con tres canciones prácticamente seguidas como, “Falling To Pieces”, “I Am The Anger” y una colosal “Tyranny”, en resumen buen concierto de los griegos pero no para enmarcar y más viniendo lo que venía a continuación…

Myrath banda tunecina que llegaba por sorpresa a esta nueva edición del Ripollet Rock eran los encargados de cerrar el cartel, y no pudieron escoger mejor grupo, simplemente espectacular concierto e inolvidable, un compañero lo definió como: Myrath mejor disco del año, Mejor Video-clip y ¡Mejor directo! Para nada exagerado, lo que está claro es que en ambas cosas para mi están en el top 5 sin lugar a dudas, este compañero es Vic Salda de Satan Arise, gran redactor por cierto. 

Eran ya pasadas las 3 de la mañana cuando la banda que llegaba del norte de África, Túnez en concreto, hacían su aparición en el escenario, se escuchaba la introducción de su último disco   (disco imprescindible por cierto) “Jasmin” para salir la banda y meternos de lleno en “Believer” para mí una de las mejores canciones del año por no decir de los ¡Últimos 5! El sonido acompañaba y la voz de Zaher Zorgati sonaba clara y cristalina, todos los que éramos fans y conocíamos la canción nos dejamos la voz literalmente, seguíamos con dos canciones más de “Legacy”, “Get Your Freedom Back” (¡Qué Temazo!) y “Storm of Lies” , no solo Zaher estaba que se salía toda la banda en general es espectacular , a mi me dejo maravillado  sobre todo Anis Jouini al bajo, por cierto de seis cuerdas y el teclados Elyes Bouchoucha que hace todos los efectos y coros del disco prácticamente clavados, seguían ya con una canción de su anterior disco “Tales of The Sand”, “Wide Shut” algo menos comercial que la última publicada pero grande en directo, volvíamos a  “Legacy” y lo hacía con una de sus canciones más aclamadas “The Unburnt” dedicada a la serie “Juego De Tronos” que por lo que parece son grandes fans, seguíamos con más temas de sus anteriores discos ,canciones más progresivas para los que no conozcáis sus tres primeras grandes obras, “Madness”, “Forever And A Day” nos metían de lleno en “Desert Call” del año 2010, llegaba una de las canciones para mi mejores de “Legacy”, “The Needle”, que fuerza y que melodía tiene esta canción, muy destacable en la labor de la batería y de los bombos Morgan Berthet , todo un malabarista con las baquetas!!!! , volvíamos a “Tales of The Sand”  con la canción que abre ese disco y que aquí demostraron aquí demostraron que jamás puede faltar en su repertorio, seguíamos con “Legacy” y lo hacían “Endure The Silence” y por una canción de distintos cambios power, progresivo y árabe “Nobody’s Lives”, hace que te introduzca en un mundo de fantasía al escucharla y meterte de lleno en ella, la banda la tocaba con rabia y hacía que Ripollet se emocionara por momentos, llegaba uno de esos momentos que cuando estas disfrutando como lo haces no esperas que llegue, el triste final con tres temas de su “Tales of the Sand “, el primero la canción que da título al disco “Tales of the Sand”, después vendría “Merciless Time” tema corto pero muy potente con una mezcla power- progresiva que los hacen únicos en su estilo , una melodía preciosa la acompaña y te hace cantar , mover la cabeza y bailar al mismo tiempo, esto se acababa, cerraban con “Beyond The Stars” con todos los músicos al unísono dejándose la piel en una canción que está hecha para esto, para dejarnos a todos con la boca abierta, a mi lado , como anécdota, estaba Javi García de Lords of Black flipando como un fan más de la banda .Un concierto para enmarcar, de lo mejor que he visto este año sin discusión de una banda que poco a poco acabarán comiéndose el mundo y tocando en los grandes festivales europeos, ganas y profesionalidad no les falta y este día después de escuchar, leer y decirme muchísima gente,  se ganaron muchísimos fans que desconocían su música y que a partir de ahora sonaran en sus respectivas casas, coches…. 

Impresionante Ripollet, el de este año, para mí de los mejores en mucho tiempo de un festival gratuito que cada vez va a más y que debería ser una cita obligada para todos los amantes del Heavy Metal en Cataluña y alrededores ¿En cuántos sitios hay un cartel como este y encima gratuito?  Yo diría que en muy pocos, los ahí pero para mí no tan potentes como el Ripollet Rock 2016.

Deja una respuesta