“Si quieres caña burra, Overdry es tu banda”

Escrita por Jose Meh

Hay bandas que tienen esa etiqueta de “infalibles” que siempre otorga un servidor a esa gente que son un seguro de buen material. Tal vez no sean los más virtuosos (o sí), pero se caracterizan por currar como locos y echarle huevos como nadie. Es el caso de los andaluces Overdry, que dos años después de esa patada en la boca llamada Golem, iniciaron una campaña de crowdfunding para sacar a la luz este El Oscuro Reino del Verso, en el que vuelven a cumplir con creces. Overdry vuelven a presentar una obra cargada de potencia, con ese estilo que cabalga entre el Groove Metal y el Nu Metal de finales de los noventa y que pretende aumentar la venta de collarines en el país.

Vamos a presentarlos, Overdry vienen de Jerez de la Frontera y están formados por A. Díaz (voces), Markos y Kike (guitarras), P. Primoy (bajo) y Fran Santamaría (batería), recientemente se unieron al roster de Sobry Music (qué buen gusto tiene el jodío David Sobrino) y el disco ha sido grabado en Estudio79 por Rafa Camisón y mezclado y masterizado por el enorme Alex Cappa, quele ha aportado, como suele hacer, un sonido realmente atronador y que es ideal para la propuesta de estos fenómenos.

Y ahora, al lío, tras la tenebrosa intro Sheol, nos ataca con furia el tema Quimera. Riffero, cañero y agresivo, Overdry arrancan sin contemplaciones, colega. “¿Has confiado en nosotros? Pues te vamos a partir la cara desde el primer tema, amiguito”. Un auténtico temazo para ir abriendo boca, pero la cosa no queda aquí, ya que la siguiente, El Oscuro Reino del Verso, no se queda corta. Empieza poco a poco, con A. Díaz como principal protagonista mientras el resto van entrando poco a poco hasta dotar al tema de una potencia abrumadora. Con La Misión volvemos a la caña burra sin concesiones del arranque, una auténtica avalancha riffera con Fran machacando con fuerza los parches. Uno de mis temas favoritos de este Oscuro Reino del Verso.

Y es que Overdry cunden, colegas. Sus trabajos son sinónimo de huevos, mala leche y fuerza. Además, en este, muestran un punto de madurez como banda que se nota en sus composiciones, más serias y elaboradas. Tras la ultrarrápida, genera mosh pits y machacona Me confieso (en la que yo confieso que esperaba un interludio y me ha volado la cabeza), vamos afrontando la recta final del disco con Solo, un medio tiempo muy melódico y de una calidad exquisita, y las dos covers que cierran la obra, una del enorme Plush de Stone Temple Pilots, que sin ser yo fan de la banda del malogrado Scott Weiland, tengo ese tema como uno de mis favoritos del grunge y a Overdry les sale redonda, interpretada en acústico y con mucho sentimiento, como un bonito homenaje al desaparecido vocalista, y otra del Punishment de Biohazard, conservando la garra y la actitud de los americanos y recuperando la tralla tras el momento tranquilito con Plush. Para terminar, tenemos una versión extendida del tema título, que se alarga hasta los 8 minutos y en el que vemos la faceta experimental de Overdry.

Así da gusto, amigos de Dioses del Metal, aportas tu dinerito al proyecto de una banda y te responden con un cañonazo como este, cuyo único defecto es que se hace jodidamente corto. Tenemos 5 temas cañerotes, con la furia habitual de Overdry, y dos logradísimas covers que nos ayudan a entender algo mejor de dónde salen las influencias de los jerezanos, además de homenajear a un fenómeno como Scott Weiland. Gran trabajo de Overdry que espero que les sirva para seguir creciendo, pues se lo merecen.

     Tracklist:

  1. Sheol
  2. Quimera
  3. El Oscuro Reino del Verso
  4. La Misión
  5. Me Confieso
  6. Solo
  7. Plush (Stone Temple Pilots cover)
  8. Punishment (Biohazard cover)
  9. El Oscuro Reino del Verso (versión extendida)

     Formación:

  •    Díaz (voces)
  •    Markos y Kike (guitarras)
  •    Primoy (bajo)
  •    Fran Santamaría (batería)
  •     
  •   
  •   
  •  

        Escrito por José Meh

        

Deja un comentario