«Lejos de los grandes nombres como Maiden, Leppard, Priest, Motorhead o Saxon también había vida»

Reportaje de Rockberto

EN LA HISTORIA DEL ROCK HA HABIDO NUMEROSOS MOVIMIENTOS QUE HAN AGLUTINADO BANDAS PARA DAR FORMA A DISTINTOS TIPOS DE MÚSICA. EL GRUNGE, EL ROCK INDUSTRIAL U OTROS TIENEN UNA RAÍZ COMÚN. LO MISMO SE PODRÍA DECIR DE LA NWOBHM, UN MOVIMIENTO QUE LLEVÓ MÁS ALLÁ AL INCIPIENTE HEAVY METAL. MULTITUD DE BANDAS HACIENDO LO QUE MÁS LES GUSTABA Y SALIDAS TODAS DE LA MISMA ISLA. ESTE ES UN PEQUEÑO EJERCICIO DE NOSTALGIA QUE QUIERE REMEMORAR UNA ÉPOCA CON UN ENCANTO ESPECIAL PARA EL QUE ESCRIBE.

A finales de los 70, en Inglaterra, el Punk y la New Wave eran los estilos predominantes en las islas. Sex Pistols habían dinamitado el stablishment musical haciendo que los, hasta entonces, poderosos grupos de prog rock se empezasen a extinguir como los dinosaurios.

Esto es lo que ocurría en lo más alto de la pirámide, pero en la superficie, es decir, en el underground, se empezaban a vislumbrar movimientos de bandas que no cuadraban con la estética imperante.

Estas bandas, heterogéneas en cuanto a influencias, pero con una raíz común nacida en el hard rock, fueron desarrollándose con menor o mayor fortuna hasta principios de los años 80.

Como con casi todos los movimientos musicales alguien pensó que se necesitaba un nombre para él y un periodista de la revista Sounds, Geoff Barton, unos de los únicos que se hizo eco de la movida la llamó New Wave of British Heavy Metal o abreviado, NWOBHM.

Parte de la culpa de la aparición de la NWOBHM fue debida a la situación socio económica de Gran Bretaña, inmersa en una crisis de desempleo, tanto músicos como público buscaba una válvula de escape de la realidad y una manera de protestar ante la situación reinante.

Realmente el enfoque no difiere gran cosa de la postura que adoptaban las bandas de punk rock, sólo que, en el punk, las posibilidades estilísticas estaban muy limitadas, mientras en el rock no. Efectivamente, los grupos de rock que dieron forma a la nueva ola tenían un tronco común en el hard rock, pero se miraba a espejos variopintos en algunos casos como el prog rock, el rock clásico, el glam e incluso el propio punk, aunque esté en menor medida.

Surgido del underground más absoluto, los medios más importantes no se hacían eco de las bandas que iban surgiendo, siendo fanzines under y algún que otro pinchadiscos como Neal Kay, de la discoteca Bandwagon, los que le proporcionaron cierta repercusión.

No hay una fecha exacta para poner inicio y final a la NWOBHM, pero parece que los especialistas convienen en que comenzó sobre el año 1975 prolongándose hasta el primer lustto de los 80.

Un tema a tener en cuenta también fue los temas que trataron las letras de las canciones de las bandas y dado que.era un movimiento eminentemente juvenil, las letras fueron en consonancia predominando las que trataban de ocultismo, satanismo y de la propia idiosincrasia rockera.

En mi opinión, quizás esta fue una de las causas por las que los medios masivos no se involucraron en publicitarlo más allá de las bandas consagradas unos años más tarde, como Iron Maiden y Def Leppard.

Otra novedad, una de las más importantes en el devenir de la música en años posteriores, fue que varios de.los grupos que.pertenecieron a la NWOBHM, debido a la falta de apoyo de una compañía discográfica, decidieron montar su propia compañía, acuñando el concepto de la independencia musical que, si bien ya estaba vigente en algunos casos (recordemos a Led Zeppelin), no había sido de forma tan masiva como ahora.

Algo que ha caracterizado siempre al heavy metal y, por tanto, también a la NWOBHM, es que tenía un público entregado a la causa y totalmente fiel. Entregado a la causa porque iba más allá de lo meramente musical. Se convirtió para muchos chavales en una válvula de escape a la situación problemática que atravesaban, por lo que la música representaba un modo de vivir y por ella lo daban todo.

Evidentemente, si consideraban a esas bandas como su nueva familia, los individuos debían corresponder y por ello, ir a un concierto de esos grupos que tanto te gustaban se convertía automáticamente en un acto de fe.

Pero si ellos daban todo por esas bandas, también exigían algo que se convirtió en fundamental, coherencia en todos sus pasos. Así, si un grupo se desviaba de los pasos que la gente que le seguía quería que diesen, caían en desgracia y eran repudiados. Esto que, en principio parece algo positivo, se puede tornar negativo si tenemos en cuenta que es una traba para la posible evolución del movimiento.

Evidentemente, el hard rock ya existía cuando apareció está New Wave, Deep Purple, Led Zeppelin o Black Sabbath ya habían triunfado y a ellos se debe el auge de este género, pero lo que no se puede negar es que fue un puente de unión del hard rock con nuevas tendencias estilísticas que aparecerían posteriormente basadas en el heavy rock como el thrash metal.

(Continuará)

Deja un comentario