¨M de momentáneo¨

Por Cristian Darchez

 

A esta altura esperar un poco de mesura y coherencia por parte de la prensa especializada es pedirle peras al olmo.

Myrkur es una prueba mas que cuando los que escriben muestran una gran fatiga por considerar que ya no hay nada bueno ni original en las escenas se ponen a inflar cualquier cosa que creen que es innovadora. Con solo un EP editado el año pasado, al proyecto de la cantante y modelo danesa Amalie Bruun le bastó para levantar polvareda cuando decidió dejar de lado el modelaje, el dream pop y demás boludeces para hacer cosas ligadas a las corrientes extremas, y hacerle creer a los desenamorados de las nuevas bandas que estaban escuchando algo fresco y a la vez clásico. Imagínense una mezcla de Black Metal anticuado con pinceladas de voces angelicales que por momentos te hacen pensar en Lisa Gerrard (Dead Can Dance, sobre todo cuando se acerca al gregoriano) o en cualquier cantante europea como Kari Rueslatten, Folk danés y mucho Dark/ambient que predomina la obra. Sumen todo y sin alterar el orden de los factores y el resultado es Myrkur.

Se nota que los que escriben o escuchan este tipo de propuestas van a cada muerte de obispo o bien ya se cansaron de lo que (para ellos) es lo mismo de siempre, ya que la particularidad (la única aquí para destacar) es que todas las voces están hechas por Amalie. De otra forma no se explica tantos elogios por que ni deben conocer, por ejemplo, al proyecto unipersonal del español Zinvmm (mil veces mejor que esto) como para salir a vender humo. Tenemos muy buenas canciones pero para nada magnificas y originales como Skøgen skulle dø y sus voces ensoñadoras para darle paso a Folk oscuro y espeso, la media marcha casi gótica y Folk de la majestuosa Onde børn, combinando vocalizaciones hermosas pero que no enamoran por mas regalada que venga. El Folk ambiental de la bellísima Dybt i skoven. Cantos casi gregorianos, (pero cantando en danés, aclaro para no ser tildado de neófito) en la breve pero si efectiva Vølvens spådom, lo mismo sucede con Nordlys pero con piano donde da la sensación que pareciera estar más empecinada en hacer el soundtrack de ¨Gladiador 2¨ que en componer canciones funcionales al disco. Hasta ahí dentro de todo es aceptable, no lo voy a negar, por momentos me deje llevar y deje de lado mi escepticismo y disfrute de esos ensamblajes.

EL PROBLEMA ES CUANDO APARECEN LOS BLAST BEATS!!!!!!

Yo no sé quien la aconsejo, si Kristoffer Rygg (que produjo el álbum), si Teloch (guitarrista de Mayhem), los músicos restantes de Nidingr o el ego mismo de la cantante; pero los momentos que el desenfreno Black a lo Mayhem, Immortal o Darkthrone hace sus apariciones triunfales, las incursiones guturales de Amalie parecen salidas de una película de terror clase B sobre exorcismos que en el último tiempo coparon la parada. Se que es una estupidez hacer tal asociación pero la hago para que se entienda mejor, ¿costaba tanto llamar a alguien para que haga esas voces como corresponde?.El blast beat encima suena varullento, opaco y casi sin matices, sumado a que la distorsión cubre casi todo cuando hace acto de presencia.

Los toques Dark/Ambient quedan relegadísimos a un tercer plano. Hasta Silencer en su único disco Death, pierce me (2001) trabajó esos aspectos de manera más efectiva. Amalie no necesita cortarse como Nattramn, pero si convencernos de que podía hacer ese tipo de voces ella sola y cargarse al hombro todo el bagaje extremo. Cosa que a mi entender no sucede. Como ocurre en la espesa oscuridad y dulzura folk de Hævnen o en el riff pesado de las prototípicas Mordet y Skaði, que son totalmente arruinadas por la poca pericia de Amalie en el Black propiamente dicho.

Pese a todo lo que se dijo, se estaría hablando de un disco desastroso cosa que no lo es. Tiene lo suyo y sus momentos positivos pero creo que los elogios (otra vez) fueron totalmente exagerados. Acá no importa la cantidad de ¨me gusta¨ que consiguió en Facebook con su jugada ensayada de anunciar un proyecto de corte Black sin tener aun material grabado ni la polémica, las etiquetas o las poses. Acá lo que importa es la música y esto no como el Pop actual donde uno puede hacer cualquier boludez para generar atención mediática y dejar la música para después, como suele hacer la impresentable de Lady Gaga y su actitud pseudo extravagante para mantenerse vigente.

Para los oídos entrenados en este tipo de propuestas les parecerá un álbum sumamente dispar y dudo mucho que lo escuchen varias veces para enamorarse de él. Yo no me cuento entre ellos pero tampoco soy nuevo en esto. Los recién iniciados lo van a disfrutar mucho más. Sigan así, genios de la critica especializada, que a este ritmo me van a transformar en el Lorenzo Baya de la critica musical.

Formación

  • Amalie Bruun: voz, piano y guitarra
  • Teloch: guitarra y bajo
  • Oyvind Mylvoll: batería

 Track List

01 Skøgen skulle dø

02 Hævnen

03 Onde børn

04 Vølvens spådom

05 Jeg er guden, i er tjenerne

06 Nordlys

07 Mordet

08 Byssan lull

09 Dybt i skoven

10 Skaði

11 Norn

 Oficial

https://myrkur.bandcamp.com/album/m

https://www.facebook.com/myrkurmyrkur

Deja un comentario