«Una avalancha de Metal, Heavy en estado puro.»

Crítica escrita por Luishard

Amigos de Dioses del Metal, el próximo 14 de Noviembre los austriacos Mortician (no confundir con la banda de Death Metal de los EEUU), del Estado de Voralberg, sacarán al mercado a través de Pure Underground Records su tercer trabajo de estudio, Shout For Heavy Metal, con presentación en vivo el 16 de Enero en Dornbirn. Son una banda de culto en su país y en su discografía destaca la primera demo y un EP, Street Warrior y No War en 1987, otra Demo en 1989, Break The Rules y tras un largo parón, los LP en 2009 y 2011, No War & More y Mortician. Como veo que siguen en la brecha, supongo que están teniendo buena aceptación por parte del respetable.

Atractiva portada, en anverso, dominantes tonos verdosos son el fondo de la versión heavy de Freddy, con amplia melena añeja y sombrero. Y en reverso, guerreros teutones avanzan en pos de una bandera, me gusta.

El sonido, en esos nueve temas de casi 42 minutos en total, está bien enfocado por una producción dinámica, perfecto para un Heavy de siempre. Acordes crudos y graves de guitarra, pesados riffs distorsionados y largos, aunque no siempre originales, con punteos no muy significativos y una batería protagonista, conforman una pesada armadura metálica con un ritmo un par de escalones por encima del medio tiempo y melodías que enganchan, aun cuando parecen repetirse en varios temas, pero esto carece de importancia porque son de las buenas y gustan. 

Por otra parte, resulta sumamente atractivo cuando en algunas canciones se detiene el tempo, con riffs en punta de velocidad constante y batería. Es un trabajo sin concesiones, no hay baladas, solo fuerza. A mejorar diría que los temas se parecen demasiado, menos mal que son de los que traspasan bien tus poros de metal.

La voz de Daniel aporta un tono gutural y áspero, en letras directas y estribillos cortos, pensados para salvajes directos. Encuentro influencias de los cuatro grandes europeos, Accept, Saxon, Judas Priest y Iron Maiden y por este orden de importancia. En conjunto es un auténtico alarido de Heavy Metal lanzado desde lo alto del Grossglocker (Gran Campanario), la montaña más alta de Austria.

Shout For Heavy Metal tiene la típica entrada Maiden, con contenidos acordes de guitarra que se repiten tres veces, acompañados de batería para luego dar paso a un ritmo de cabeceo, muy potente, es imposible que te quedes parado sin sentir nada y menos cuando lanza Daniel el estribillo homónimo del título. El inicio de Eagle Spy tiene más sabor a monje, con ritmo similar a la anterior, y una justa medida de ligereza y profundidad, Metal del bueno en esa letra y melodía, pegadiza. Promised Land es otro temazo,  van tres seguidos y prometo que no exagero, aunque es cierto que la estructura del tema se asemeja a los anteriores, pero lo bueno no importa que se repita, sobre todo si los riffs son tan poderosos.

Y como no hay tres sin cuatro, otro pepinazo, Rock Power, más ligera que las anteriores, más metálica porque esa voz ha mutado y es ahora más clara y el estribillo es pura energía de poder total. Los expertos sonreirán con esos riffs tan cercanos a los Saxon en su The Power and the Glory. The Devil You Know es diabólica, más cercana al Thrash, pero siguen con la fórmula mágica para directos, cambios de ritmo y estribillos pegadizos, además aquí encontraremos un buen punteo. Llegados a este punto, tus tímpanos sonreirán con Black Eyes, con ritmo y melodía con un deje a las anteriores.

Inner Self revienta con esa entrada al más puro estilo Thrash, muy a los primeros días de Metallica, riffs huracanados dan paso a distintos cambios de ritmo que conducen una melodía más dispersa, que se concentra sobre todo en el estribillo, muy pesado. Pausa y descanso en el inicio de Hate, con agradables acordes acústicos y Daniel hablando la letra, para seguir con plomo y fuego, un tema solo para expertos del Metal, con montaña rusa en el ritmo y punteo de dedos ligeros, es el  momento más oscuro del álbum. Finalizamos con Wrong Way, otro de los mejores temas, que son ya varios, cabeceo a tope en ese estribillo homónimo, corto y directo a tu esternón metálico, que bueno ese tempo detenido a base de bajo y platillo en el 1´12” y como va subiendo simulando un volcán en erupción, escupiendo metal ardiente, demencial.

Aquel que sienta este trabajo igual que yo, con lacerantes latigazos de puro Heavy, se dará cuenta que es un buen disco, que no cansa y con varios temas destacados, seguro que lo puntuará con 8 puntos sobre diez. Un saludo metálico a todos.

Tracklist

01. Shout For Heavy Metal

02. Eagle Spy

03. Promised Land

04. Rock Power

05. The Devil You Know

06. Black Eyes

07. Inner Self

08. Hate

09. Wrong Way

Componentes

  • Daniel Khan. Vocalista
  • Tomas Metzler. Guitarra
  • Patrik Lercher. Bajo
  • Alex. Batería.

Deja un comentario