“Un disco que toca varios campos de la música, no solo del metal”

Leah nos trae el que parece ser su quinto álbum de estudio, aunque en realidad de los tres primeros se puede hacer uno. Pero bueno, “Kings & Queens” viene pegando fuerte debido a su amplísima diversidad musical, compositiva y profesional por parte de la cantante canadiense.

Su primer disco, “Of Earth & Angels” (2012) tuvo muy buenas críticas y acogida dentro del panorama rock, logrando el primer puesto en las votaciones a mejor álbum sinfónico en los premios anuales de MetalStorm. De ahí en adelante ha seguido mostrando esa faceta compositiva e innovadora como veremos más adelante, pero quedándose un poco estancada, pareciéndose mucho los temas entre sí.

Kings & Queens” tiene un aspecto sinfónico que me recuerda bastante a las óperas de Wagner, lo cual le otorga ese golpe demoledor que cambia el ritmo de una parte lenta que se alarga para cambiar a otra totalmente distinta llamando la atención del público. Otro aspecto muy notable es la voz, si la asemejamos a bandas de rock o metal sinfónico está claro que Epica y Simone Simons van a estar en boca de todos, sí, es cierto. Pero yo voy a ir un poco más allá, no es ni más ni menos que la cantante Enya. Sí, Leah canta exactamente igual e incluso el timbre de voz es idéntico. Al haber escuchado a ambas cantantes aunque en épocas distintas, por lo visto, no soy el único al que le ha parecido esto, acabo de ver por la red el término “Enya-Metal”…

Pasamos a los temas, catorce canciones más una versión rock de la última que completan los 83 minutos de duración total, para mi gusto un poco largo. Empieza monótono y demasiado simple para ser un disco de este calibre, los temas “Arcadia” y “Save The World” apenas tienen algún momento que llame la atención, el ritmo es lento y lo único destacable es su voz, como era de esperarse. “In The Palm Of Your Hands” o “Heart Of Poison” tienen un estilo muy similar a grupos de rock gótico y sinfónico como Lacrimosa o Therion, más a este último por la voz empleada y el ritmo de batería pero con el aspecto lúgubre de los primeros.

El tiempo de duración de las canciones parece calcado y hecho a posta, porque están muy cercanos a los cinco minutos quitando dos. “The Crown”, “Remnant” y “There Is No Farewell” terminan de indicar la influencia de los suecos Therion, pero no solo del grupo sino hasta de los discos, las composiciones parecen un calco de Theli y Vovin, la música es prácticamente igual aunque otorgando su toque personal. Eso sí, la producción es mejor que la de esos dos discos, un aspecto muy a su favor.

Finalmente me quedaría con una canción, da la casualidad que es la más larga, aunque la recortaría un poco. “Palace Of Dreams” es puro metal sinfónico, la más parecida a Epica pero me gustaría resaltar el cambio espectacular de ritmo que se desarrolla en el último minuto. Me llamó la atención en la primera escucha y eso que no le estaba prestando mucha atención. Se produce un cambio total en la forma y aspecto de la melodía pero la letra sigue siendo la misma.

En fin, un disco que es bueno, para el que le guste, como todo, pero que tira de aspectos de su debut y abusa de esa “fama” sin llegar a completar su capacidad compositiva.

Nota: 6,6 sobre diez.

 

Canciones

1. Arcadia

2. Save The World

3. Angel Fell

4. Enter The Highlands

5. In The Palm Of Your Hands

6. Alpha Et Omega

7. Heart Of Poison

8. Hourglass

9. Palace Of Dreams

10. The Present Darkness

11. The Crown

12. Remnant

13. There Is No Farewell

14. Siuil A Run

15. Siuil A Run (bonus rock version)

Deja un comentario