“Los de Petrozza siguen en buen estado de forma”

Crítica escrita por Rob Jalford

Dentro de thrash metal siempre se ha hablado mucho del BIG 4, con Megadeth, Anthrax, Metallica y Slayer, pero si te gusta de veras el género podría ampliarse con otros combos igual de guerreros y conocidos, tal vez con menos ventas, pero igual de poderosos, como son Overkill, Sodom, Exodus, Destruction, Sepultura o Kreator. Si queréis hasta formamos un BIG 4 alemán, con Kreator, Sodom, Paradox y Tankard o Destruction, a gusto del consumidor.

Kreator empezaron muy fuerte su carrera con cuatro discos devastadores, sucios, rápidos y cafres, hablo de “Endless Pain” de 1985, “Pleasure to Kill” con su mítica portada de 1986, “Terrible Certainty” de 1987 y “Extreme Aggression” de 1989, para muchos fans toda una exhibición de furia que debe estar en cualquier thrasher que se precie. Ritmos frenéticos, riffs malévolos y un Mille Petrozza pleno de ira que escupía las frases como si no hubiera un mañana. Pocos grupos pueden presumir de un material tan ácido y machacón, amigos de Dioses.

En los noventa pegarían un bajón con discos más experimentales y menos reconocibles como “Endorama” u “Outcast” (con los que los fans clásicos del grupo se echaron las manos a la cabeza) para volver con calidad y pegada, aunque más melódicos, en 2001 con el estupendo “Violent Revolution”. Algo más lentos que en sus comienzos, pero maduros y potentes, más reposados, pero manteniendo un thrash sólido y técnico.

De ese palo serían los siguientes “Enemy of God” en 2005, “Hordes of Chaos” en 2009 y “Phantom Antichrist” en 2012, rocosos exponentes de su sonido, con los que han girado con éxito en los últimos tiempos. Fiabilidad alemana sin duda la de Kreator.

Gods of Violence” llega este 2017 manteniendo muy bien el pulso compositivo, dando palo pero también melodía, es la senda de estos Kreator, el que busque la devastadora maldad y supersónica velocidad de sus primeras entregas tal vez quede algo decepcionado, pero también tengamos en cuenta que la fórmula actual les funciona bien y que ya no son unos chavales enfadados que se quieren comer el mundo, hablamos de peña de ya casi 50 tacos, con muchos conciertos en sus espaldas y una legión de fans bien grande.

El disco muestra la solidez y pegada de su base rítmica con Speesy y Ventor en bajo y batería, los musculosos riffs y trabajados punteos de Mille y Samio y por supuesto la voz de Petrozza que se mantiene muy bien de forma, sello inconfundible de los germanos.

No hay experimentos extraños, hay continuidad y buen hacer. Un cd que se puede codear perfectamente con cualquiera de la nueva hornada, con los últimos trabajos de Megadeth, Testament o Paradox y por supuesto batiendo sin problemas a lo último, lento y aburrido de Metallica o Anthrax.

La portada es brutal, como casi todas las que suelen presentar últimamente, con ese demonio orejudo icono del grupo (Violent Mind) agarrado por la cabeza por un ser con cráneo de carnero en un ambiente infernal, podría ser de un grupo más black o death. Muy buen cover art sin duda que invita a pinchar el contenido.

Contamos con once pistas, diez realmente porque la primera es una breve intro titulada Apocalypticon que da paso a una de las mejores canciones World War Now que incluye un solo abrasivo y veloz, junto con Totalitarian Terror es de mis favoritas de la entrega, con cambios de ritmo marca de la casa y guitarrazos salta empastes y lesiona cervicales. Estas dos en directo la romperán.

En algún corte incluyen teclados aunque brevemente, caso de Satan is Real cuyo estribillo se me hace algo repetitivo y tiene partes muy melódicas para ser de ellos, también hay uso de acústicas para crear atmósfera y dar paso a la leña caso del tema título, toda una declaración de principios y de cómo suena actualmente Kreator. Los coros del estribillo aplastantes le confieren un toque épico de himno instantáneo, será otra de las básicas a partir de ahora en su repertorio.

En Army of storms siguen por la misma senda, resultando algo parecida a lo previo, tanto en riffs como en líneas vocales de Petrozza.  Ventor se gana el sueldo tras los parches, con gran trabajo con su kit, a lo largo y ancho del cd.

Hail to the hordes vuelve a la epicidad, bajando un poco el pistón pero no la contundencia. De nuevo tenemos otra pista rápida con Lion With Eagle Wings de la cual destaco la parte del estribillo y como preparan la sección central de los punteos con riffeo criminal en las rítmicas.

Fallen brother se acerca más al heavy metal clásico que al thrash, por su enfoque en las guitarras y el tempo de la batería, un tema algo típico la verdad, posiblemente la más normalita de las once. No me ha acabado mucho la parte tras el solo de guitarra.

El grito desgarrador con la que empieza Side by side es premonitorio, otro rocoso corte (aunque algo repetitivo)  que nos ataca sin miramientos para ir cerrando el disco, cosa que ocurre con Death Becomes My Light que con más de siete minutos muestra como componer un tema trabajado que comienza con acústicas y Mille más relajado, pero es un espejismo, la cosa vuelve por sus fueros y con el cabalgar de las guitarras nos dejan claro que aquí no hay tiempo para baladas ni moñadas, tan solo para una parte final menos potente, que a mi particularmente no me termina de gustar porque me resulta extraña en un grupo de sus características, yo hubiera acabado el disco repartiendo estopa, no sedando a la peña.

Para resumir decir que es un buen disco de Kreator, que no aporta nada nuevo, pero la calidad es incuestionable. Algunos temas se parecen mucho entre si y por supuesto no llega a la grandeza de “Violent Revolution” pero nos deja algunas canciones que reventarán amplis en directo.

NOTA: 7 Jalfords

TRACKLIST

1. Apocalypticon

2. World War Now

3. Satan Is Real

4. Totalitarian Terror

5. Gods Of Violence

6. Army Of Storms

7. Hail To The Hordes

8. Lion With Eagle Wings

9. Fallen Brother

10. Side By Side

11. Death Becomes My Light

MIEMBROS

Miland ‘Mille’ Petrozza – Voz, guitarra

Sami Yli-Sirniö – guitarra

Christian ‘Speesy’ Giesler – Bajo

Jürgen ‘Ventor’ Reil – Batería, voz


 

Escrito por Rob Jalford


Deja un comentario