“Dioses de lo que se propongan”

Escrito por José Meh

Kreator vuelven a asaltar el trono del Thrash europeo (y mundial) con otro gran disco, queridos amigos. Desde que recuperaron su sonido clásico con el Violent Revolution, la banda ha estado en un proceso de evolución constante, sin abandonar su crudo thrash, pero incorporándole buenas dosis de melodía que aportan cierto dinamismo a las composiciones de Mille Petrozza y sus secuaces. Violent Revolution volvió a poner el nombre de Kreator en la palestra tras aquel… “experimento” llamado Endorama (no hace falta que vuelva a repetir aquello de que los noventa fueron años muy jodidos para el Thrash, ¿Verdad?). A partir de ahí, Enemy of God, Hordes of Chaos y Phantom Antichrist aplastaron, con fiereza y sin piedad, miles de cabezas alrededor del mundo y ahora tenemos entre manos este Gods of Violence, su decimocuarto trabajo, que sigue la senda marcada por los anteriores cuatro, aumentando la presencia de melodías pero sin abandonar la tralla y la vertiente puramente Thrash que siempre ha caracterizado a la banda de Essen.

Tal vez este disco pueda echar un poco para atrás a los fans del sonido más crudo de la banda, pero no es mi caso, pues, salvo contadas ocasiones, soy partidario de que una banda evolucione según sus inquietudes y no quede encorsetada en un sonido, siempre que lo haga con cierto criterio y no pierda la esencia de su sonido. Creo que este es el caso de Kreator, que buscan llevar su Thrash algo más allá y lo hacen con acierto, pues prácticamente todas las composiciones que conforman este Gods of Violence me parecen realmente soberbias. Ojo, que a ver si no lo habéis escuchado y os voy a hacer pensar que han sacado un disco de Rock Progresivo o algo, no, amigos, esto es Thrash, afilado y abrasivo made in Kreator, con esa voz ultracazallera de Petrozza, ritmos infernales, guitarras destructivas… lo que ofrece Kreator, vamos, solo que con una dosis de melodía similar a lo que encontramos hace casi cinco años en Phantom Antichrist. La portada, fantástica también, es obra de Jan Meininghaus y el disco ha sido grabado, mezclado y producido en los Fascination Street Studios de Örebro, Suecia con el productor Jens Bogren.

Tras la intro Apocalypticon, oscura y siniestra, nos viene una marabunta de temazos que ya nos quita el hipo, empezando por World War Now, un corte thrash afilado desde su aplastante riff inicial, siguiendo por su machacón estribillo y sin olvidarnos de una sección rítmica que lleva el tema en volandas durante sus cuatro minutos y medio. Seguimos con Satan Is Real, un tema en el ya encontramos bastante melodía, como una definición de lo que es «sonido Kreator» actual, que me tiene enamorado desde que salió el videoclip y que deja paso al que para mi es el corte estrella de este Gods of Violence, Totalitarian Terror, un brutal cañonazo con aires a los Kreator clásicos, infernal y abrasivo, destinado a triunfar en los próximos directos de la banda, pues lo tiene todo para convertirse en un himno. Los dos siguientes cortes siguen a un nivel muy alto, ahora tenemos Gods of Violence, el tema título, que es el típico tema de la banda que empieza con una suave intro acústica y acaba por volar la cabeza al que se ponga por delante desde el momento en que el estribillo cae sobre nosotros cual martillo pilón con esos versos que rezan: «WE SHALL KILL! WE SHALL KILL!», de forma absolutamente imparable y luego va Army of Storms, Thrash veloz y cortante, del bueno, del de siempre. Y es que, amigos, la primera mitad de este Gods of Violence la firmaría con sangre prácticamente cualquier banda del mundo. Tenemos cinco cortes de un nivel soberbio, con una banda pletórica de forma y que sí, ha tardado unos añitos en sacar este disco, pero intuyo que, durante este tiempo, Petrozza se ha dedicado en cuerpo y alma a pulir hasta el más mínimo detalle de cada tema para que tengamos un disco redondo en nuestras manos.

Y sí, la primera mitad del disco da miedo, pero la segunda no queda atrás, es cierto que algunos temas como Hail To The Hordes o Side By Side bajan un poco el nivel (sin ser malos temas, eso no existe en Gods of Violence), pero por otro lado tenemos Lion With Eagle Wings, que contiene una buena dosis de velocidad con momentos en los que aparecen ramalazos a lo Iron Maiden en su parte central, Fallen Brother (otra de mis favoritas) y la final Death Becomes My Light, de más de siete minutos que contienen un poco de todo, tres temas que no dudarán en despellejarte si te despistas.

Kreator siguen en la brecha y espero que por muchos años. Era difícil parir un disco de un nivel similar a Phantom Antichrist, desde luego el listón estaba muy alto, pero los de Essen lo han conseguido, tenemos diez cortes (más la intro) de primer nivel que demuestran que Mille Petrozza, Christian «Speesy» Giesler, Sami Yli-Sirniö y Ventor no van de broma. Sí, hay mucha melodía, más o menos la misma que en el Antichrist o incluso más, pero paso de quedarme ahí, pues yo lo que veo son diez composiciones muy bien elaboradas por parte de una banda que sigue evolucionando sin perder, en ningún momento, su esencia. No suelo hacer valoraciones de este tipo a golpe de enero, pero me guardo este disco como claro candidato a estar en la lista de lo mejor del año de un servidor. Y que viva Petrozza, maldita sea.

  

Formación:

Mille Petrozza – Voz y guitarra.

Christian «Speesy» Giesler – bajo.

Sami Yli-Sirniö – guitarra.

Ventor – Batería.

 

Tracklist:

1. Apocalypticon

2. World War Now

3. Satan Is Real

4. Totalitarian Terror

5. Gods of Violence

6. Army of Storms

7. Hail To The Hordes

8. Lion With Eagle Wings

9. Fallen Brother

10. Side By Side

11. Death Becomes My Light 

Escrito por José Meh

Deja un comentario