La Culminación Del Momento Del Metal Extremo En India

Crítica escrita por Butch

Hace unos años decir cosas como “death metal turco” sonaba a chiste. O “black metal lituano”, “technical death” o “Chiquito ha muerto”. No parecía que conceptos bizarros como estos se juntaran bien. Y gracias a la sapiencia de varios de los redactores en Dioses del Metal, duchos en el tema extremo, como por ejemplo, ElyAngelOfDeath, un nuevo mundo se me ha ido abriendo de bandas espectaculares procedentes de lugares donde yo pensaba que solo había kebabs, polvo en el desierto, o lagos desecados por la mano del hombre. Y así, con humildad, empecé a buscar bandas y descubrir cosas que te dejan buen sabor de boca, como en 2017 me ocurrió con los geniales The Minerva Conduct, una banda experimental, extrema, de India, cuyo Transcending Obscurity fue una de las joyas de ese año. Una bofetada instrumental de primer orden. Y esa entrada hace que me fije cuando algo de ese pais viene con cierta fuerza, como es el caso de Killibrium. Es prueba de que posiblemente haya una cantera muy grande de buenas bandas ese pais. Y curioso ver que comparten estilo, brutalidad, buena parte de ellas. Debe ser el curry y las pelis de Bollywood que ponen de mala leche a cualquiera.

En funcionamiento desde hace poco, 2015, donde su corte Mental Illusions ya dio que hablar, este es su debut. Y estos chicos, cuyo nombre mezcla “Equilibrium” y “Kill” definen lo que hacen musicalmente como metal extremo. Pero más interesante es la filosofía detrás, un estado de balance y armonía cimentado sobre acciones destructivas de fuerzas oponentes. Y con esto, puedes abrir el telón y empezar con el primer corte, la maquinaria de precisión en el corte y el riff titulada Forewarned Is Forearmed. Si eres doblebombero, bienvenido al puto paraiso, pues Mihir Bhende debe andar con problemas de abductores, tobillos y frenesí. Un animalaco. En la onda Nile o Deicide, el rugido gutural de Nitin cuenta su historia entre la pura velocidad. El medio tiempo no ayuda a calmarte. Denominator inicia su camino lentamente, con la guitarra de Keshav ( ex-Devoid) monumental. Un pedazo de corte que te habla de su técnica y ferocidad a partes iguales. Algo en esta canción sobresale a la norma de gruñido-riff-doblebombo, un algo rítmico que me hace decantarme por este corte como mi favorito de Purge, especialmente en cómo el cantate inserta sus partes para que mezclen a la perfección en el muro sónico.

Mental illusions es incluida aquí en tercer lugar, la canción que les puso en el mapa. Vader, Suffocation, Nile, son su juego. Seguimos con Vigilante, un corte donde el bajo aporta más, dotando de campo a las guitarras, Sujavit mantiene la canción acelerada con su bajo insertado en el bombo sin mácula. Purge y Last Man Standing cierran como un bofetón más hacia el lado acelerado de unos Black Dahlia o unos Six Feet Under. Este último corte, instrumental y de poca duración, me parece una elegantísima forma de terminar. Riffs agolpados uno a otro, la batería manteniendo un ritmo frenético y un momento único para enlazarse todos en un mayhem antológico.

No digo que India sea el futuro del metal extremo, porque muchos pensaréis que será Pakistán, Lituania o Móstoles, pero recomiendo encarecidamente que escuchéis este Purge, y que cuando vengan a España os gastéis unos pocos euros en una camiseta o un concierto de Killibrium. No sé si encontraréis el equilibrio o saldréis del Samsara, pero qué cojones, lo pasaréis muy pero que muy bien.

Banda:

Keshav Kumar – Guitars
Mihir Bhende – Drums
Nitin Rajan – Vocals
Suvajit Chakraborty – Bass

Tracklist

1- Forewarned Is Forewarned

2- Denominator

3- Vigilante

4- Mental Illusion

5- Purge

6- Last Man Standing

Deja un comentario