Por Toni Barrios

Los sevillanos liderados por Jordi Castilla al frente, nos ofrecen este trabajo de AOR de muchos quilates, Made In Spain, donde dejan bien claro que en España hay base de sobra para creer que este género no está, ni mucho menos, en peligro de extinción. Para este, su tercer trabajo, han contado con colaboraciones de primer nivel, de la mano de Rafa Martín, Manuel Iñigo de Katie King o el cantautor Jose Ángel López de The 3 Reasosns. Ademas de colaborar el canadiense Pete Lesperance de Harem Scarem. Todo un lujo de colaboraciones para un lujo de disco.

Las letras son muy filosóficas dentro de la racionalidad personal y la superación ante los problemas de la presente sociedad. Un tema que está presente en el mundo real y donde el grupo quiso trasladar esas letras a su trabajo, donde ya desde su caratula a su intro dejan ver que la realidad es lo que vas a escuchar y deleitar, en mi caso, durante los próximos 48 minutos.

Etiquetar este trabajo como puro AOR son palabra mayores y Jordi y sus chicos han querido hacer un pequeño recorrido por los sonidos más cercanos como el Hard más suaves y los ligeros sonidos del Rock más puro de su tierra, donde en canciones denotan sonidos similares, con tintes más modernos. Todo un ejercicio de personalidad y novedad en este país

El disco abre con una breve intro en la voz femenina de Ana, que da paso a la canción que da título al disco. Me refiero a “Mirate” que se llena de coros preciosos y cristalinos, que junto a los teclados y la sutil guitarra en el estribillo, hacen un perfecto tema titulo, que engancha a la primera escucha.

La Ultima Canción” es un tema diferente a lo que Jordi nos ha ofrecido en otras entregas. Más duro y menos melódico, con un estribillo potente y con una voz más rasgada. Pero eso sí, la guitarra hace que me olvide de esos matices vocales para saborear el sentimiento de esas notas por el mástil de su guitarra. Precioso solo de guitarra que vale por todo el tema.

Soy Esa Voz” vuelve a la parte melódica que nos tiene enganchados este hombre. Guitarra preciosa de inicio y vocalmente perfecta, rodeada de un coro cristalino y fino, que hace más dulce, aun, esta canción Gran tema y mejor interpretación de parte de cada miembro del grupo.

Saldré A Caminar” es todo potencia desde el minuto cero. Un duro inicio nos abre las puertas de una parte más lenta a la voz, pero que la batería nos mantiene en ambiente rápido, para darnos el cambio de ritmo con el estribillo. Letra preciosa donde las haya y unos teclados perfectos, que empacan el tema dentro de la melodía que exige el tema. Como en los anteriores temas, el coro es genial y le da un aire personal dulce y armonioso a más no poder. Genial.

Dos Guerreras” es de esos temas que se merece escuchar una y mil veces. Una balada esencial en la vida de cualquier amante a este género, dentro del metal. Calidad y preciosismo a raudales desde el inicio. Sentimiento personificado en la voz de Jordi, que poco a poco deja paso a una guitarra exquisita. Y según pasa el tema y llega al estribillo, cierro los ojos y veo que mi piel se eriza de las buenas sensaciones que me hace llegar este tema. Podría caer en los tópicos de que es un sonido similar a Sangre Azul o Hiroshima, pero me quedo con que Jordi busca un poco más adentro, y llega a un sonido personal, sin punto de comparación, donde la fluidez de sus temas son extraídos desde su portento compositivo.

Recordando Aquel Olvido” comienza con sonidos a lo Alameda, pues su gusto andaluz queda patente entre su música y su letra, y sobre todo en este tema romántico y personal. Un tema genial para darnos paso a la potencia que se aproxima.

Muerdo Mi Fe” es pura canción de rabia. Dura y cruda pero sin perder el feeling que le caracteriza en todo el disco. Riffs que llevan marca de la casa y silencian a los más blandos, dando una visión más dura de este disco. Tema para no decaer en la rutina y la somnolencia.

¿Quien Puede Soñar?” es otro pellizco de sus raíces, pues ese estilo prog andaluz que tanto nos han dado grupos como Triana, se ven aquí reflejados y bien cuidados. La batería de Pablo se hace notar muy positiva con un ejercicio magistral del dominio de su instrumento. Los coros perfectos y el trabajo de Jordi en las teclas es simplemente maravilloso.

A Escondidas” es un tema muy jazz, con una guitarra que evoca a mediados de los ’80 y nos deja pasear en los clubs de Chicago donde el guitarra detrás del escenario nos daba una lección de sonidos entre el humo del local. Un tema que nos ofrece que para nada es un grupo de sonidos únicos y que se basa en una gama amplia de sonidos y la base es la buena música con sentimiento. El solo es para verlo y escucharlo unas pocas de veces. Qué maravilla.

Tu Dolor” nos vuelve a relajar para dar paso a un piano y una voz que envuelven el aura del tema y nos abrazan durante los tres minutos y medio que dura este tema realmente precioso y calmado, donde no solo es entrañable, sino que la letra es digna de ser escuchada. No diré nada nuevo si Jordi Castilla es un genial compositor, pero que en cada disco lo demuestra.

Y despide el disco con “La Ultima Canción”, pero esta vez cantada a dúo con Rafa Martín, quien le da un toque más rocoso al tema.

El disco es uno de esos trabajos esperados y queridos dentro de las zonas más melódicas del Hard Rock, y más viniendo de esta zona del planeta, que no esta tan acostumbrada a editar trabajos tan profesionales sobre este estilo. Pero es como un soplo de aire fresco, dentro de la marabunta de sonidos más oscuros que reinan el metal hispano, saber que algunos aun apuestan por la melodía en estado puro. Atlas, Hardreams, Danger, Tokyo, Jordi Castilla & Carta Magna, 7 Almas…. Algo está cambiando en esta zona del mundo con sonidos melódicos.

Track List:

1. Mirate

2. La Última Canción

3. Soy Esa Voz

4. Saldré A Caminar

5. Dos Guerras

6. Recordando Aquel Olvido

7. Muerdo Mi Fe

8. ¿Quién Puede Soñar?

9. A Escondidas

10. Tu Dolor

11. La Última Canción

Formación:

Jordi Castilla: Voz, guitarra y teclados.

Marc Cirera: Bajo

Pablo Estevez: Batería.
Daniel Hidalgo, Ana Perea: Coros. 


Escrito por Toni Barrios

Deja un comentario