“Clase y virtuosismo, Impellitteri está de vuelta!!!”

Crítica escrita por Crom

Con esas guitarras inconfundibles del maestro Impellitteri y con Rob Rock al grito de Are You Ready?, se inicia el disco con la veloz Venom, tema homónimo y que incluye uno de esos breves pero estratosféricos solos a que este monstruo de las seis cuerdas nos tiene acostumbrados. Han pasado seis años desde su último Wiked Maiden (3 discos en 13 años) y, a pesar del tiempo transcurrido, el único cambio producido en la formación es el de Jon Dette a la batería. El disco está compuesto por 10 cortes con una duración de apenas 34 minutos, poco, muy poco para una banda que espacia tanto sus lanzamientos discográficos.

Chris Impellitteri y Rob Rock tienen algo en común que los convierte en especiales: son reconocibles, es decir, el instrumento del primero lo identificas a primera escucha, tiene un sonido propio, como Malmsteen, Vai, Santana o knopfler; mientras que el vocalista tiene un registro con mucha personalidad, como le sucede a otros como Dio, Scott Soto, Bonnet, Dickinson o Halford; es decir, tienen su sello, y eso es un lujo hoy día, con tantas formaciones.

Como podréis imaginar, con tan escasa duración no queda espacio para el relleno, los temas son cortos y dinámicos, los solos de guitarra breves pero muy veloces, hablamos del príncipe de las carreras por el mástil, jeje, después de Malmsteeen, aunque a diferencia de éste, aquí las composiciones son frescas y cuidadas, además de seguir apoyándose en un equipo y, sobre todo, un gran vocalista. We Own the Night representa ese dinamismo y frescura del que os hablo, así como uno de los mejores estribillos del disco, marca de la casa y muy cuidados en el álbum, con un solo de guitarra algo más extenso y, como todos, de auténtico virtuoso.

Riffs y punteos incesantes construyen Nightmare, mi tema favorito del disco, en parte por la gran interpretación vocal de Rob. Un fin más pesado abre un medio tiempo como Face the Enemy, algo más soso y el tema más largo del álbum, pero que salva un estribillo hardrockero al estilo de los ’80 realmente bueno.

Velocidad al grito de Louder, come on! dan paso a Domino Theory, me encanta esa fórmula de hacer buenos estribillos que la banda convierte en sencilla, Rob está aquí especialmente suelto. No hay descanso y los temas se suceden dejando su impronta y un buen sabor de boca, no son composiciones complejas pero sí variadas, divertidas y ejecutadas con precisión.

Otra canción a destacar es Time Machine, de corte distinto en muchas cosas, para empezar el desarrollo vocal me recuerda mucho al de Dickinson en The Trooper, por supuesto se distancia en muchas cosas y luego tiene un estribillo rabiosamente Heavy en la línea de la banda, pero el matiz y el parecido está ahí para quiera buscarlo.

El disco cierra con Holding On, otro temazo y una muestra más de la calidad que atesora este álbum, con un sólo de guitarra multicanal que hará las delicias de todos los aficionados al Shred y a los Guitar Hero. ¿Argumentos en contra? la escasa duración del álbum, después de una espera tan larga, como con AC/DC, pero sólo en eso podemos encontrar una similitud, porque este disco está muy trabajado y todos los temas suenan bien; en contra también se puede esgrimir como razones que no inventan nada nuevo, que suenan muy ochentenos y a pasados discos, como sacados de una máquina del tiempo, que esas carreras por el mástil ya no están de moda y que se autoplagian… Pues bendita sea la reiteración, porque he disfrutado mucho con este disco, que es de lo que se trata, y que puntúo con un 8,25/10, sin que sirva de precedente verme poniendo notas, jeje.

Impellitteri:

Chris Impellitteri – Lead Guitar

Rob Rock – Lead Vocals

James Pulli – Bass

Jon Dette – Drums

Tracklist:

1.Venom 03:03 

2.Empire of Lies 02:49 

3.We Own the Night 03:30 

4.Nightmare 03:57 

5.Face the Enemy 04:31 

6.Domino Theory 03:23 

7.Jehovah 03:13 

8.Rise 03:13 

9.Time Machine 03:13 

10.Holding On 03:30 

Runtime: 34:22 

Official:

Chris Impellitteri Facebook page 

Deja un comentario