«Un pedacito de rock melódico 80´s en Cataluña»

Crítica escrita por Rockberto

 

Hardreams vuelven a la carga con nuevo disco, estrenado el día 26 de febrero. Se trata de una nueva muesca en el revólver de estos veteranos ya de la escena catalana que se mantienen en la brecha desde hace más de 15 años.

«Countdown time», que así se titula el álbum, nos trae a unos Hardreams reincidentes en su reivindicación de la melodía… afortunadamente, porque esa faceta se les da de maravilla.

El  álbum ha sido grabado y mezclado en SaleStudi Enrigistrament de So (El Masnou, Barcelona), con Ramón Sales de productor , y masterizado en Temps Record  (Terrassa) por Josep Roig.

A tenor de lo escuchado en el disco, el trabajo de producción se me antoja muy bueno, con un sonido claro y pulcro, seña de identidad del AOR que practican Hardreams. Hay que destacar que el disco será distribuido en el extranjero por el sello norteamericano Perris Records.

Lo que más me ha sorprendido del disco, para ser una producción totalmente nacional es lo bien que están tratados los coros durante toda la duración del álbum, no teniendo nada que envidiar a cualquiera de las mejores bandas melódicas internacionales.

«Fire child» es el tema que abre fuego y que nos dará la clave de lo que será el desarrollo de las siguientes canciones, guitarras potentes, teclados omnipresentes y unas voces dobladas e, incluso, a veces a tres voces que te transportan, si cierras los ojos, a la época en que Survivor o los injustamente olvidados Loverboy, reinaban en el mercado americano.

«More than one life» es un medio tiempo que desemboca en un estribillo precioso que se te queda grabado en la mente.

Por el tratamiento de las guitarras de David Agüera y la voz de Manu Esteve, «Best days of our lives» podría ser el tema más Whitesnake del disco sin duda.

«Into our dreams» comienza con unas potentes guitarras y una línea vocal que me recuerda a lo que Dokken hacía en los años 80.

No podía faltar una preciosa balada en un disco de este estilo y esta es «A new beginning», haciendo honor a la eterna cantinela de que los grupos de rock son los que mejores baladas componen.

El hard rock, siempre supeditado a la melodía, vuelve con «Summertime», que se me antoja como uno de los mejores.

Y así hasta 11 temas, terminando con «Lights and shadows» que me recuerda de nuevo a Coverdale y sus secuaces, cuando eran una banda de rock and roll imparable y no un muro de sonido (¡ojo!, nada en contra de esta última etapa de la serpiente).

Para terminar, comentar que el trabajo de la banda a nivel instrumental se me antoja monumental, tanto de los citados como del bajista Víctor Muiño y del batería Sergio Hormigó, pero lo que de verdad les debe haber costado un trabajo tremendo es tejer toda esa maraña de melodías, a cual más pegadiza y esos coros que, ya digo, están a la altura de los más grandes del género.

Mi enhorabuena a Hardreams en su conjunto y espero que consigan el éxito que merecen.

Banda:

Manu Esteve (voz)

David Agüera (Guitarras)

Víctor Muiño (Bajo)

Sergio Hormigó  (batería )

Miquel Garcia  (teclista )

Listado de temas:

  1. Fire Child.
  1. More Than One Life.
  1. Best Days Of Our Lives. 
  1. Into Our Dreams. 
  1. A New Beggining.
  1. Summertime.
  1. Give Me.
  1. Countdown Time.
  1. Crying. 
  1. Soul Mates.
  1. Lights And Shadows.

Deja un comentario