¨Más fuerte que el martillo de Nacho Vidal¨

Por Christian Darchez

Segundo disco de estos americanos oriundos de Nueva Jersey, antes le preceden el EP Hammer fight del 2012 y el debut Chug of War del 2013. Lo de Hammer Fight es una curiosa y convincente combinación de Heavy Metal de corte clásico (más en el uso de melodías), Punk Rock, Thrash, pizcas de Blues y Viking, Hard Rock potente y hasta el gancho propio del Groove Metal, que tal vez no sea lo más original del planeta, pero lo cierto que dicha mezcla está tan bien hecha que suena como si estuvieras escuchando algo fresco e innovador.

Profound and Profane, además de lo que se menciona anteriormente, es un álbum atronador, variado y sumamente entretenido. Riffs y machaques poderosos pero también que destilan melodías, bases rítmicas veloces y que a su vez, ponen el freno al servicio de dicha variedad y una voz podrida que no sorprende pero que tampoco desentona. Canciones velocísimas y poderosas llenas de gancho como la entrada de Picking Up Change, Good Times in Dark Ages y West Side Story y todas portadoras de solos con muy buen gusto y virtuosismo en la medida justa.

Los puntos de inflexión del álbum, por suerte, no aparecen solo para justificar las pérdidas de velocidad ni para simular grandilocuencia hueca sino que los aprovechan al máximo; dichas pruebas las encontramos en el Blues pesado Low & Broken, los interesantes cambios de ritmos de The Ultimate Sacrifice y en el sorprendente instrumental The Crate honrando al Viking Metal con muy buenas partes acústicas y eléctricas dotándola de un muy lindo dramatismo gélido y complejo…¡eso esperaba en lo último de Borknagar!. En cambio nos entregaron un desapasionado Winter Thrice y que los vende humo de siempre aseguran que es lo mejor de la banda desde Empirism (un disparate), bueno, cuando uno quiere vender desesperadamente ejemplares pasan estas cosas… me fui por las ramas ya lo sé, pero era mi forma de mostrar mi gratitud hacia Hammer Fight, y para colmo se guardan un brutal Cult of Conceit reuniendo muchas de las características antes citadas que le dan un magistral cierre a la obra.

Con una producción sucia pero maciza en los momentos más pesados y cristalina en los momentos que la banda mete sus magias convierten este segundo paso en un excelente disco. Lo decía anteriormente, no inventan la rueda…pero que lindo disco se mandaron estos yanquis!. Recomendado para los amantes de la potencia y variedad. Por si no se avivaron ya esta en mi lista de favoritos del año. Gracias Hammer Fight!!!!.

Formación

Drew Murphy: bajo y voz

Todd Stern: guitarra

Dan Higgins: guitarra

Justin Spaeth: batería

Track list

  1. Picking Up Change
  2. Target Acquired
  3. Into the Dark
  4. Good Times in Dark Ages
  5. Gods of Rock n’ Roll
  6. Low & Broken
  7. Private Stock
  8. The Ultimate Sacrifice
  9. Cell Mates
  10. West Side Story
  11. The Crate
  12. Cult of Conceit

Deja una respuesta