“El sepulturero sigue funcionando”

Escrita por José Meh

Grave Digger, amigos, currantes incansables de la escena Heavy internacional. Siempre a la sombra de los grandes, sin el talento o el glamour de los que llenan pabellones y encabezan carteles de festivales en todo el mundo, pero sin dejar de luchar por tener su hueco en el mundo del Metal. Bandas como Grave Digger, Rage, Angel Dust… siempre estuvieron a la sombra de los grandes, pero alimentaron la escena a base de discos realmente dignos que se ganaron el respeto de los que quisieron indagar en las profundidades del Heavy alemán y del resto del continente europeo.

Para ir abriendo bien 2017, los sepultureros de Chris Boltendahl nos presentan Healed By Metal, otra dosis de su clásico Heavy/Speed cañero, sucio y riffero que, sin ser completamente brillante, me ha enganchado desde la primera escucha como ya hicieran sus obras anteriores (aunque, por edad, algunas las haya descubierto casi 30 años tarde). Y es que a mí, ese Heavy primitivo, auténtico y rematadamente sucio y guarrete de los sepultureros me enamora. Tras el notable The Return of the Reaper, que funcionó bastante bien, Grave Digger han decidido seguir por los mismos derroteros, partiendo de una portada algo vista y quemada pero, qué narices, muy molona y siguiendo por una música basada en riffs veloces y efectivos, estribillos directos con gran protagonismo de coros y poco más, alternando temas que levantan a un muerto con algunos de relleno que, de nuevo, evitan que los de Boltendahl saquen un disco completamente redondo.

El primer tema, tema título y adelanto del disco, “Healed By Metal”, ya nos muestra por dónde van los tiros en el disco. Típico himno semicasposete de Grave Digger, pesado, manowaresco y de estribillo destinado al directo, sin más. No es que sea mi tema favorito del disco, la verdad, aunque es el típico tema que, si te lo tomas poco en serio, te cae simpaticote a su manera. Sí me mola más la siguiente, “When Night Falls”, en la que los riffs marca de la casa de Axel «Ironfinger» lucen mucho más mientras acompañan el tema hacia un estribillo similar al del tema anterior… y al del siguiente, “Lawbreaker”, un corte más, pegadizo, pero que no es que aporte mucho al conjunto.

A partir de aquí la cosa va para arriba, sobre todo con las dos siguientes, “Free Forever”, algo más melódica pero con uno de los mejores estribillos del disco y un gran lucimiento por parte del señor Ironfinger y “Call For War”, riffera, potente, Grave Digger 100%. Y es que estos ya no te engañan, tampoco te van a sorprender con experimentos raros, pero lo cierto es que están en buena forma, con sus altibajos de toda la vida pero cumpliendo con creces al igual que hicieron tres años atrás con el Return of the Reaper. En este Healed By Metal quiero destacar la labor de Ironfinger, que cada vez luce más y mejor sus cualidades a la guitarra, demostrando, de nuevo, haber sido un gran fichaje para la banda alemana.

La vena “true-Manowar-Death to all but the true metal” vuelve a aparecer en “Ten Commandments of Metal” y su grito de guerra “Stay True!”, un tema que, igual que el del título, se presenta algo casposete y previsible, pero efectivo si llevas tres cervezas encima. A continuación vienen dos los buenos, “The Hangman’s Eye”, que deja a la pobre guitarra de Ironfinger echando humo mientras la sección rítmica cabalga a toda pastilla antes de entonar otro épico estribillo y “Kill Ritual”, que sigue por los mismos derroteros pero con un puntito épico muy majo. El final del disco llega con “Hallelujah” y “Laughing With The Death”, más caña Heavy-speedica para ir rematando la faena.

Total, otro buen disco de Grave Digger, con sus altibajos y su relleno, pero con unos cuantos himnos levantapuños que dejan un muy buen sabor de boca al oyente jebi. Pocas complicaciones, estribillos pegadizos, alto protagonismo a la guitarra de un Ironfinger que acepta el reto y lidera la maquinaria alemana con firmeza, y un conjunto plagado de Heavy Metal mugriento y cañero del bueno, la verdad es que no creo que haya que pedirle mucho más a Grave Digger en pleno 2017. La sucia y macarra voz de Boltendahl sigue comandando a un sepulturero que continúa con ganas de segar unas cuantas almas más y eso ya me parece buena noticia.

 

Tracklist

  1. Healed By Metal
  2. When The Night Falls
  3. Lawbreaker
  4. Free Forever
  5. Call For War
  6. Ten Commandments of Metal
  7. The Hangman’s Eye
  8. Kill Ritual
  9. Hallelujah
  10. Laughing With The Dead

Formación

Chris Boltendahl – voz

Axel Ironfinger Ritt – guitarras

Jens Becker – bajo

Stefan Arnold – batería

Marcus Kniep – teclado

Escrito por José Meh

Deja un comentario