«Después de seis años en silencio, vuelve un Gorgoroth mejorado en todos los aspectos.»

El siempre polémico y algo extrovertido grupo Gorgoroth, una de las piezas más importantes y esenciales de la escena Black Metal Noruego, vuelve a la carga, seis años después de su anterior trabajo «Quantos Posunt Ad Satanitatem Trahunt».  Pero este no es un disco cualquiera, ya que viene con algunos cambios importantes, como la sustitución del siempre llamativo Gaahl, por el cantante Atteringer, ya que Gaahl no consideraba como una prioridad el grupo.

Con este cambio en la formación, también ha cambiado la forma de componer, como podemos escuchar en el primer tema «Radix Malorum«, siguen conservando esa fuerza que los caracteriza, pero ahora son mucho más melódicos en cuanto a melodías de guitarra y bajo, ya que la batería en este tema sigue más o menos la línea de siempre, pero en cuanto a la voz… ¡Ahora se entiende! Y no solo en esta canción, he conseguido escuchar y entender las letras de todas las canciones, y eso es un punto muy a favor para seguir escuchando este trabajo.

«Dionysian Rite» es un tema un poco más pausado, pero sin dejar de ser una canción cañera, gracias a que el batería Asklund consigue unos ritmos muy rápidos y las guitarras consiguen unos riffs bastante potentes, que te dejan enganchado a los auriculares, durante los cuatro minutos que dura. Hasta la melodía de la letra es pegadiza, y que pase eso en un grupo de Black Metal como este, es muy difícil. Con «Ad Omnipotens Aeterne Diabolus«, aumentamos un poco el tempo, pero no mucho, ya que sigue siendo una canción más pausada de lo que nos tienen acostumbrados, y eso me gusta, porque los riffs siguen siendo muy pegadizos y a simple oído parecen hasta fáciles y todo. La batería también ha bajado un poco esa agresividad con la que nos tienen acostumbrados. No es una balada, pero es un tema novedoso para este estilo de música, y que sin duda es el mejor de todo el disco.

Y con «Come Night» volvemos a lo que nos tiene acostumbrados Gorgoroth, pero con las nuevas características de este nuevo disco: muy melódico, letras que se entienden… Nada más que decir de este tema. «Burn in his Light«, es un temazo, ya que el principio me ha recordado mucho al estilo trashero de Trivium, con unas guitarras muy cañeras, pero sin complicarse mucho la vida, igual que la batería que solo utiliza la caja y el hi-hat acompañado de un solo bombo (no el doble que utiliza siempre). Claro que no es en toda la canción, porque hay un silencio que hace de «barrera» entre sus ritmos de siempre y este espectacular inicio, acompañado de dos pedazo de solos, que deseo con locura sus partituras para poder tocarlos. La voz sigue en su línea, mejorando tema a tema.

Me he enamorado de «Rage«, con un doble bombo que casi es el sonido de una metralleta y una guitarra haciendo un riff muy sencillo y lento, además de estar acompañada por bajo algo lento. Este tema lo recomiendo muchísimo, porque junto con el de Ad Omnipotens Aeterne Diabolus son unas canciones que valen mucho la pena escuchar. «Kala Brahman» y «Awakening» son dos temas muy similares, con una caja y platillos muy constantes, una guitarra muy feroz y una voz mucho más gutural que en los anteriores temas. Además, Awakening es el tema más corto de todo el álbum, con una duración de apenas dos minutos.

Reflexión personal:

Este es sin duda el disco que va a cambiar el rumbo de la banda, con un estilo innovador que no había escuchado antes y que espero seguir escuchando. Además, el cambio de cantante le ha ido bastante bien, para poder cambiar e incluso me atrevería a decir que hasta atraer a nuevo público a escuchar y ver a Gorgoroth. Está claro que no se puede comparar con otros discos como «Pentagram» o «Under The Sign Of Hell», pero este disco aparte de ser muy bueno, hará las delicias de todo aquel que quiera escuchar algo nuevo. Mi nota: 8.5/10. Un saludo Heavy!!!!!

 

Track List:

1. Radix Malorum

2. Dionysian Rite

3. Ad Omnipotens Aeterne Diabolus

4. Come Night

5. Burn in His Light

6. Rage

7. Kala Brahman

8. Awakening

 

Miembros de la banda:

Infernus: Guitarra

Boddel: Bajo

Asklund: Batería

Atteringer: Voz

 

Deja un comentario