“Técnica y oscuridad a partes iguales”

Crítica escrita por Hombre Rancio

Cuarto álbum de estudio para los Doomed de Zwikau, donde nació el compositor Robert Schuman,  ciudad muy pequeña que no llega a los 100.000 habitantes, fronteriza con la República checa, la parte vieja es espectacular.  Este es el proyecto de un one man band, que para los directos contrata músicos.

Death Doom muy técnico, haciendo honores a Robert Schuman.  Nos vamos a encontrar con un disco con atmosfera funeral Doom, riffs clásicos del Death Metal y los clásicos growls en la labor vocal, regrabándose algún coro.  Hay elementos progresivos en los temas, sobre todo en los inicios cómo el piano de Paradoxon y algunos solos a caballo entre el Metal progresivo, el avantgarde y el post Metal. Collage Metal, estamos acostumbrados a este tipo de música.
Realmente este músico no inventa nada, pero mola. Esto es un cruce clarísimo entre Morbid Angel y My Dying Bride. De los primeros quiere plasmar los riffs y las voces de sus primeros álbumes, tiene los mismos errores que tienen ellos, no le conceden ninguna importancia a su base rítmica, la batería de Morbid Angel siempre sonó cómo el puto culo. De los My Dying Bride coge esa combinación entre música clásica y el tecnicismo habitual de esa banda, pero… importante, Doomed no suena a gótico en ningún momento.

Esta es una clase de Metal que sigue unas estructuras de temas completamente diferentes a las que tienen el Heavy Metal habitual.  En el avantgarde no suele haber un esquema establecido, pues los Doomed o mejor dicho, el señor Pierre Laube siguen esta regla sin ataduras, libre.
A mí lo que más me interesa son los inicios de tema, el ya comentado de Paradoxon con piano, el riff muy post Metal de Our Ruin Silhouttes o los elementos jazzísticos en la percusión de Euphoria End, por poner tres ejemplos concretos.

Y cómo van avanzando los riffs que son de una calidad extrema, muy técnicos, abriéndose camino y dejando toda una paleta de atmosferas: melancolía, oscuridad… es un álbum muy “ambient” que también juega con ritmos menos técnicos y mucho más primitivos cómo es el de  The Triumph – Spit que llega a tontear con el Metal industrial, recordándome de lejos a los Godflesh.

Es un disco interesante, no es excesivamente cañero, pero hay grandes momentos y sobre todo un guitarrista muy original que nos brindará grandes momentos, no son una promesa los Doomed, son una realidad, cada álbum que edita Pierre Laube es una piedra más para consolidarse en la primera línea de fuego del metal extremo más técnico.

Nota: 6,5/10.

 

Temas

1. Paradoxon

2. Our Ruin Silhouettes

3. Euphoria’s End

4. The Triumph – Spit

5. Looking Back

6. I Am Climbing

 

Formación

Pierre Laube. Todos los instrumentos

 

https://doomed-band.bandcamp.com/album/wrath-monolith

https://www.facebook.com/doomedband

https://www.youtube.com/watch?v=yUrR1NTVcS0

Deja un comentario