«Noche de Hard Rock con sabor ochentero»

Crónica escrita por Metalxivi

La noche del 30 los amantes del Hard Rock ochentero teniamos una cita con toda una leyenda: Dokken.

Venían acompañados por los suizos Vanadine que hicieron un buen concierto a pesar de que tuvieron muchos problemas técnicos con el sonido, presentaban su disco debut «Liar» ante una no mucha audiencia descargaron su rock con pinzeladas de sonidos más actuales y supieron muy bien calentar a la peña de cara a lo que nos vendría después…..

La sala al final registró una muy buena entrada para la hora de Dokken. A eso de las 21:00 salieron a escena Dokken, que venían con el eterno batería Mick Brown, el bajista Chris McCarvill (House of Lords) y el hacha desde hace bastante tiempo Jon Levin, Don fue el último en salir al escenario con gafas de sol y un cubata que lo dejó al pie de la bateria ante una gran ovación….señal de que teníamos ganas de Dokken.

Abrieron con Empire del último disco «Broken bones», enlazaron con Into the fire y la gente disfrutó  el clásico con mucho entusiasmo ante un Don que la voz la verdad la tiene ya bastante mal y que en varias fases del concierto se encaró con el técnico para recriminarle que no se le oía bien, cuando el problema era su voz. El siguiente en sonar fue Dream Warriors al que le siguió Sunless Days, Breakin the chains, The hunter, Kiss of death, Alone again, haciendo que disfrutaramos de clasicazos del grupo.

Me gustaria destacar la gran labor del guitarra Jon Levin….como toca….parece un clon del mismísimo George Lynch, fue el gran protagonista del show…en Too High too fly se hizo un solo momento que aprovechó Don para retirarse al camerino y volver con el cubata lleno…., Maddest hatter, It´s not love, In my dreams, qué lujazo de poder disfrutrar de estos temas y la peña entregada a Dokken, Tooth and nail nos supo a gloria sobre todo por el gran solo de Jon Levin para después retirarse la banda y volver para los bises con This fire y Heaven comes down momento en el cual acabó el concierto a pesar de que la gente estuvo pidiendo más Dokken hasta que finalmente encendieron las luces de la sala……buen concierto a pesar repito del estado de voz actualmente de Don pero arropado por una gran banda.

Deja un comentario