Metal progresivo con química y una producción ejemplares

Crítica escrita por Moralabad

Distorted Harmony vuelve dos años después de su debut con un nuevo trabajo de estudio para dar un golpe en la mesa y afianzarse entre los grandes del metal progresivo mundial. No, no es una broma, este disco es muy grande y con el tiempo se llevará el aprecio que merece.

Distorted Harmony son de origen israelí y lo más lógico para los que no sepan nada de ellos será pensar que son un nuevo grupo de las mismas ideas de Orphaned Land, pues bien, en lo único que se parecen es en el país de origen. Es una banda que gustará bastante a los seguidores acérrimos de Dream Theater, Porcupine Tree o Riverside.

Se acercan más al rock que al metal pero lo intercalan de una buena forma para atraer al personal en diferentes momentos y atraerlos al conjunto del disco y no soltarlos hasta que acabe.

En los 50 minutos que dura este segundo trabajo se denota un gran trabajo en la producción, ya no solo haciendo que tenga un sonido perfecto, sino logrando captar cada parte instrumental o vocal cada vez que es más representativa su actuación en una canción.

Every Time She Smiles” inicia el disco con un ambiente típico del post-rock instrumental, relajante y tranquilo antes de romper el silencio con un sonido pesado y típico de las bandas anteriormente descritas del rock progresivo europeo.

Children Of Red” golpea directamente a la yugular con un metal progresivo de alto nivel, recuerda aspectos de los últimos trabajos de Dream Theater o Circus Maximus, con un sonido muy limpio en la distorsión de la guitarra y la batería y una buena interpretación vocal, que sin duda, tiene un papel muy representativo durante todo el trabajo.

Temas más largos de duración y más típicos del estilo son “Misguided”, que me parece la mejor del disco con una bonita y contundente parte instrumental ambientada con mellotrón al estilo Opeth o Transatlantic. “Methylene Blue”, la última del disco, con una bonita interpretación vocal desde el comienzo, tiene un aspecto más melancólico pero acaba despegando en un ritmo sencillo y atractivo para finalizar el disco. Una curiosidad es que este tema es el que describe la portada, lo cual es la fórmula química del “Azul de Metileno”, título de la canción en inglés.

Temas más directos como “As One”, “Hollow” o “Natural Selection” también aportan mucha fuerza y hacen que el conjunto sea más atractivo debido a su duración más corta.

El conjunto tiene muy buena pinta y ya digo que no desilusionará a los seguidores de ninguna de las bandas mencionadas, de hecho, después de escucharlo unas cuantas veces puedo decir que me quedo con este trabajo antes que con el último de los americanos Dream Theater. La nota más justa que he podido obtener es de 8,2 sobre diez.

 

Canciones

1. Every Time She Smiles

2. Children Of Red

3. Misguided

4. Nothing (But The Rain)

5. As One

6. Hollow

7. As You Go

8. Natural Selection

9. Methylene Blue

 

Distorted Harmony

Yogev Gabay – Batería

Misha Soukhinin – Voz

Guy Landau – Guitarra

Iggy Cohen – Bajo

Yoav Efron – Teclados

 

Deja un comentario