Cadenas oxidadas”

Crítica escrita por: Christian Darchez

Mejor asumirlo de una vez, y también acostumbrarse: el olor a cuero, la velocidad y los riffs primigenios, las portadas horrendas y dibujadas por niños de 6 años y los nombre ridículos tanto de bandas como de discos que hasta en los 80’ sonarían genéricos volvieron hace rato para quedarse. Y esperemos que no sea por mucho tiempo ya que el anacronismo musical no suele durar mucho dado lo muy rápido que se agota a nivel creativo y lo también rápido que se agota la paciencia del publico. Bueno el cuarto disco de este duo noruego ejemplifica muy bien el agotamiento que la onda revival ochentosa de metal viene atravesando y trayendo consigo, y que ni las reviews entusiastas en las revistas son capaces de esconder que la NWOTHM a estas alturas tiene poco o nada interesante para mostrar.

¨Chained to hell¨, cuarto disco de Deathhammer, continua la exactamente la misma linea estilística de sus anteriores trabajos, o sea mucho Bathory, Destruction, Venom y por supuesto Possessed que es algo que hasta en el logo del duo se advierte (los reyes de la obviedad) o sea velocidad metalera de riffs sucios, bases rítmicas que no paran un segundos y una voz rabiosa pero propensa a los agudos. El resultado es un disco raro porque la propuesta de este duo suena como una especie de Evil Invaders pero muy poco inspirados ya que lo suyo es la velocidad sin ningún tipo de sutilezas. Ni siquiera a lo sumo fueron capaces de darle la variedad que los belgas al menos le ponen a su música. Canciones como la inicial Rabid Maniac Force, Tormentor o el tema homónimo con toda esa sucia velocidad y riffs de sabor speed/thrash ya vienen no solo muy escuchadas sino que a esas alturas se las escucha rancias y con los riffs repitiéndose hasta el hartazgo. Ademas los solos se los oye bastante amateurs y no enganchan tampoco. Me costo mucho llegar al final del disco.

La producción del disco en si es bastante deficiente y en ningún momento logra imponer ese sonido rabioso que la banda practica. Un ítem que las bandas de NWOTHM al menos trabajan bien y este no es el caso. Cuesta mucho saber si alguna vez el duo encontrara su verdadera fuerza maniaca rabiosa para no quedar encadenados al infierno. Por lo pronto la variedad y el gancho los siguen persiguiendo, pero ellos son mas rápidos…

Deathhammer:

Sergeant Salnsten: bajo, guitarra y voz

Sadomancer: batería

Track list:

01 – Rabid Maniac Force

02 – Satans Hell

03 – Black Speed Inferno

04 – Threshold of Doom

05 – Tormentor

06 – Into the Burning Pentagram

07 – Chained to Hell

08 – Evil

09 – Untitled

Deja un comentario