“El talentoso guitarrista italiano vuelve por sus fueros”

Por Tony Barrios

Y es que volver a refundar el proyecto donde se inicio como guitarrista, es todo una señal, por la cual se quiere guiar el gran guitarra italiano. Después de sus trabajos con The Cage junto a Tony Martin y Voodoo Hill junto a Glenn Hughes, vuelve con algo más personal, sin perder un ápice de la melodía que posee en sus dedos.

El proyecto data de mediados de los ’80, cuando el guitarra quiso ejercer de gurú de las seis cuerdas en el país alpino y sacó un disco que resultó más que curioso, al mezclar técnica, armonía y delicadeza en las seis cuerdas a raudales. De aquel viejo proyecto aún conserva al batería, Ezio Secomandi, el cual tocó después en el proyecto personal del guitarrista Aldo Giuntini. Los otros dos invitados son dos grandes nombres, como son el cantante Carl Sentance (Krokus o Nazareth)y el bajista y teclista Dario Patti (Giuntini Project, Voodoo Hill y The Cage). Como podemos ver, que son grandes conocidos, para un proyecto que promete.

En lo musical, el sonido es limpio y puro almidón. Entra a la primera, sin excesos ni acopios de excentricidades guitarreras. Sutil en cuanto a los solos y dejando que los cuatro componentes saquen un sonido en equipo, que llena más que las filigranas de un excelso guitarra. La voz de Sentance posee mucho protagonismo en todo el disco, y observamos que está en plena forma, pues desde la última gira con los Nazareth poco había escuchado del propio cantante.

Los casi 50 minutos de duración de este disco de puro Hard Rock con tintes Heavys, son perfectos, pues no deja capacidad a que entre el sopor, ni que se haga pesado, sino que cubre las necesidades en cuanto a tiempo para escucharse de un tirón, sin que caiga pesado.

Hablar de los 10 temas puede llegar a ser repetitivo, pues todos van de un estilo parecido, ya que las pequeñas apreciaciones de cada canción hay que escucharlas detenidamente para notarlas. Pero en temas como “Speed” se hace más patente el teclado y el juego a dos voces llega a dar un punto de distinción al disco, que rozando el punto más Heavy, saca un solo de guitarra impresionante haciendo participe a toda la banda con sus escarceos de inicio al teclista y al batería.

Otro a tener muy en cuenta es la anterior “Running From The Shadow” con un acople de la banda impresionante. Potente y a ráfagas que interceden los riffs endiablados del propio Mollo. La voz sigue siendo el punto sorprendente del disco, y es que desde la inicial “Red” a la final “Fright” el poderío de cada miembro de la banda se hace patente en todo el disco.

En definitiva, es un buen disco para escuchar, que no cambiará el estilo ni las formas de hacer buen Hard Rock, pero que si divertirá las veces que lo escuches, pues Darío Mollo ha sabido coger las mejores maneras de los grandes compositores con los que ha trabajado y de la mano de Frontiers explotará esa faceta como es debido.

Track List

  1. Red
  2. Take Me High
  3. Navigation
  4. Rock the Cradle
  5. Gates of Time
  6. I Got This Feeling
  7. In My Blood
  8. Running from the Shadow
  9. Speed
  10. Fright

Formación

Dario Mollo – guitarra
Carl Sentance – voz
Dario Patti – teclados, bajo, guitarra
Ezio Secomandi – batería

Escrito por Toni Barrios

Deja un comentario