“El regreso de dos almas gemelas al AOR”

Escrito por Tony Barrios

Siempre que un grupo de la calidad de Dare saca un trabajo, el mundo del AOR se muestra expectante. Desde los cuatro primeros discos, que practicaban un AOR de muchos quilates, sacaron un disco totalmente distinto. Belief marcó un giro en la banda de Darren Wharton, pues se embarcó en sonidos cercanos al folk británico con tintes de AOR, junto con la voz melancólica del propio Darren sacaron tres discos similares que alejaron a los más allegados a los primeros trabajos. Y fue con el regreso de su amigo y co fundador, el guitarra Vinny Burns, quien en los dos últimos trabajos volvieron a sacar la chispa de sus inicios. Con este Sacred Ground las huestes de Dare vuelven a disfrutar de lo lindo y los más añejos a este sonido vemos que la eclosión de las dos etapas, es lo que a este grupo les hace únicos Un sonido con sello propio que solo hace que ames más a este grupo y toda esa historia que detrás arrastra.

Desde aquel mítico Out Of The Silence del ’89, no había disfrutado tanto con estos galeses, pues aunque han sacado discos fenomenales y alguno muy cercano a este, como fue aquel maravilloso Arc Of The Dawn del 2009, este disco paree sacado de la sangre y espíritu del primer disco de Dare, y nos ofrece un maravilloso sonido, adaptado al 2016. Líneas musicales perfectas, sacadas de la prodigiosa mente de Warthon. La aportación de Burns a las guitarras da un punch de calidad que queda patente si escuchas los discos con él o sin él. La calidad habla por sí misma.

Home abre con esa guitarra que solo Burns sabe darle a estos Dare. Demuestran que la madurez es algo que sacan a relucir desde el principio. A los 30 segundos ya no echo de menos nada de lo anteriormente editado por ellos, sino que me sorprenden gratamente y me hacen evocar las viejas lindes del ’89.

I’ll Hear You Pay es pura melancolía para los tímpanos Un medio tiempo que te atrapa desde el momento que empieza a sonar y no te suelta por más discos que escuches. Esa forma delicada y sensacional que lleva cultivando Wharton desde su época en los Lizzy. Todo un placer escuchar como estas canciones suenan de su boca y más aún ver como defiende estos temazos en directo.

Strenght te golpea directamente con la voz y los teclados de Warren, hasta la conjunción de la guitarra de Burns. Una canción que debería ser de trato obligado en cualquier escuela de música, para explicar cómo es la melodía de una canción y como trasmitirla.

Everytime We Say Goodbye es la balada. Así de claro. Si os creíais que las de muchos grupos eran baladas preciosas, esta es la BALADA, con mayúsculas Letra perfecta, música entrañable y sin miramientos. Todo eso mezclado y sazonado con la receta que estos DARE son únicos a la hora de exteriorizar los sentimientos que cantan.

Days Of Summer es una canción perfecta para esos días de verano lluviosos que tanto abundan en el Reino Unido y que levantan el ánimo con una sonrisa.

On My Own es un tema alegre y desenfadado, donde la maquinaria de DARE rueda como un reloj suizo. Es que volver a compilar a la vieja guardia en un disco es garantizar el nivel que siempre atesora este grupo.

Untill es una canción de las que explicaba el concepto de mezclar ambas épocas. Respirando los aires celtas de sus trabajos más íntimos, y mezclando los sonidos más clásicos y actualizados a día de hoy de ese Rock melódico que tan especiales les han convertido. Un tema que debe ser una gozada ver en directo y escuchar esa guitarra mezclada con esa voz, solo pueden exponerlo los grupos que sienten el amor en sus notas.

All Our Brass Was Gold retoma los aires grandiosos de los DARE auténticos, con una canción que apesta a éxito entre los amantes del Rock más melódico. Uno de esos temas que te atrapa para siempre, que no te deja de sonar en tu cabeza y que te enamora a la primera escucha.

You Carried Me me recuerda al anterior trabajo de los británicos, pero con la contundencia musical necesaria para sonar a día de hoy. Uno de esos temas que pondría mil veces sin cansarme en absoluto. Igual que el resto del trabajo.

Like The First Time es puro sonido DARE. Si me pusieran este tema sin escucharlo jamás en medio de un recopilatorio, sabría desde los tres primeros segundos que se trataría de un trabajo de Darren y sus magníficos DARE. Inconfundible.

Y para terminar este glorioso trabajo, lo hacen de una forma genial. Con ritmo y con potencia, como en el tema que han elegido para cerrar. Along The Heather es el tema indicado para cerrar de una manera apoteosica un trabajo monumental. Un trabajo que será difícil superar este año y en varios más. Una canción perfecta sobre un disco que roza la perfección y denota la madurez que han cosechado durante estas tres últimas décadas.

Yo no os quiero animar a que escuchéis este disco. Sino que compréis esta joya. Unos buenos auriculares y disfrutadlo a volumen adecuado durante una y mil veces, pues estos discos solo suelen salir cada cierto tiempo.

Track List:

1.Home

2.I’ll Hear You Pray

3.Strength

4.Every Time We Say Goodbye

5.Days Of Summer

6.En Y Show

7.Puntillo

8 All Our Brass Was Gold

9 You Carried Me

10.Like The First Time

11.Along The Heather

Line Up:

Darren Wharton Voz y Teclados

Vinny Burns Guitarras

Kevin Whitehead Materia

Nigel Clutterbuck Bajo

Escrito por Toni Barrios

Deja un comentario