Lanzo mi txapela al aire y brindo con un txakolín por este buen trabajo de Hard Rock nacional

Crítica escrita por Luishard

Amigos de Dioses del Metal, puede que sea una casualidad pero esta mañana en mi tierra  africana hacía el típico tiempo norteño peninsular de invierno, lluvia fina y brisa fría, así que sin miedo y provisto de chubasquero aproveché la carrera mañanera para escuchar un disco de Hard Rock. Me apetecían esos ritmos para oler a humedad y mar, concretamente elegí Ensuciando El Silencio de los bilbaínos BudaSam, un proyecto musical que nació allá por los noventa en aquella ría, de las ganas de Iván González y Kike Herrero. Este es su primer larga duración, pues antes solo habíamos disfrutado de un EP homónimo. Lleva ya algunos meses en el mercado, desde finales de Marzo, de la mano de la discográfica Maldito Digital y seguro que cuando leáis esto intentaréis conseguir uno.

Conceptual portada, es muy urbana, encierra desolación, pero estoy seguro que ese músico, en silencio y envuelto por la amarga hiel del fracaso por no haber sabido encontrar la composición perfecta, ya está empezando a pensar en cómo seguir adelante, porque su vida es la música, como ellos nos dicen “el fracaso no es perder sino rendirse”. Esta encierra diez temas y un bonus en donde se expresan muchas ideas, con una cuidadísima letra, de frases profundas y bien terminadas, buenas rimas y temática atractiva, huyendo de fáciles estereotipos y tópicos manidos, sin duda es lo mejor, por lo que seguro invitaré a unos zuritos al letrista cuando lo conozca.

El sonido ha mejorado mucho y se nota, pero aún hay recorrido para hacernos sentir mejor el impacto de esa Piedra Dura y una forma de hacerlo es darle más protagonismo a las baquetas, muy tapadas por voces y guitarras. Interesante ha sido la inclusión de sonidos nuevos como teclados o piano, menos mal que en su justa medida, para hacer los temas más variados.

El conjunto destila melodías sugestivas pero a su vez agresivas, adornadas con riffs de antaño, buenos coros para el directo, rock duro sin concesiones y eso que nos encontramos con tres baladas que pueden llegar a adormecer, demasiadas para mi gusto. Además, comentar positivamente esa voz de Iván, cercana en los tonos a la del ex vocalista de Héroes del Silencio y con una agradable rugosidad, perfecta para el estilo del grupo.

Comento antes las baladas para no romper tan a menudo el ritmo Hard. Entre Tus Pies comienza con guitarreo en plan Oficial y Caballero, con sonidos de piano, muy sentida y con bonita historia de amor. Nunca Es Suficiente tiene otro ritmo y temática para recorrer un Bilbao lluvioso, describiendo la tierra natal con acordes de guitarra acústica y eléctrica y en cuanto al bonus fin de disco, Desidia, piano y voz en un dueto estremecedor con ruido de vinilo añejo de fondo, atractiva.

Sin temor ya a bajar las pulsaciones y para aumentar el ritmo de carrera subo unos puntos el volumen de mi mp3, para que suene Sobre Cenizas, el primer single, con una entrada futurista e instrumentos que nos indican desde el primer decibelio de qué van, estribillo demencial de gargantas enrojecidas y muy aguerrida melodía, como del vampiro del que hablan, un “pepinazo” de tema.

¡¡Joder con la que hay aquí montada!!, exclamo como la letra de inicio de Silenciosa Madrugada, que deriva más al sentimiento de Rock urbano, sin perder ese toque de poderío Hard, otra de las buenas para directos, “volveré, cada vez, que me llames yo estaré, soy esclavo de tus latidos”, bueno, bueno y arropado por sentido punteo.

Jadeando por el esfuerzo, Quema Garganta, con poderosos riffs que echan más hormigón al armazón del tema y cambios de ritmo sugerentes, me tienen “dando vueltas” sin parar y sintiendo esa magia. Tengo buen fondo, así que Sin Tu Aliento la percibo como otro trallazo, espectacular entrada en faena y dedicada a mí y a tantos otros, su público. Muy interesante cómo los coros acompañan algunas partes de la letra además del estribillo. Buenas guitarras graves En La Puerta De Un Bar, que me ha recordado en sus inicios a la canción del Pistolero de Los Pistones, tiene una estructura que engancha, muy cañera, con fuerza de picapedrero medieval y gran punteo.

Me acabo de salir del recorrido y voy sin rumbo fijo cuando resuena Cristales Rotos con “¡¡Perdido en la ciudad!!” en un rugido de hierro y cemento, vaya pedazo de letra sacada desde lo más profundo del callejón en un alegato a la soledad y al fracaso y con mucho brillo en ese solo de seis cuerdas, otro temazo. Otros tonos surgen en Dispuestos A Luchar, que nos alejan un poco de la dureza pero no de los sentimientos desplegados hasta ahora, muy a lo “Bunbury”, con largo estribillo. Y tal como empezó el día, sigue La Lluvia, con grata melodía y letra de escritor laureado, muy buen tema, ellos me dicen “no puedo cambiar…” y así os lo pido desde aquí.

Como creo que todo está dicho y ya he finalizado mi sesión deportiva, le voy a dar directamente, sin más rodeos, a este buen disco un 8 sobre 10 puntos. Un saludo metálico a todos.

 

Tracklist

01. Sobre Cenizas
02. Silenciosa Madrugada
03. Quema Garganta
04. Sin Tu Aliento
05. Entre Tus Pies
06. En La Puerta De Un Bar
07. Cristales Rotos
08. Dispuestos A Luchar
09. La Lluvia
10. Nunca Es Suficiente
11. Desidia (Bonus Track)

 

Componentes

Iván González. Vocalista

Kike Herrero. Guitarra

Aitor Etxebarrena: Guitarra

Iñigo Arbaiza: Bajo

Ander Alonso: Batería


Deja un comentario