“Abducido por el Thrash Metal”

Crítica escrita por Luishard

Amigos de Dioses del Metal, que mejor forma de empezar la tediosa semana que dejándose abducir por un buen disco de Thrash Metal alemán. Algo debe tener el agua en Germania cuando tantas bandas en este estilo lo hacen tan bien. Lo mejor de estos Battlecreek es que junto al mejunje teutón tipo Destruction le han sabido añadir vientos huracanados procedentes de USA al estilo Slayer, de tal forma que Hate Injection es toda una patada en el culo con una bota de los 80.

Formación creada en 2004 en la región Bávara de Schnaitsee, mejorando su técnica y refinando su apuesta debieron dejar pasar algunos años para sacar su primera demo titulada Demolition (2009), su primer disco, Wake the Plague en 2011 y desde el pasado 20 de noviembre éste que comento, Hate Injection.

¡Portadón!, y es que cada plano de la imagen resulta “sobrecogedor”. La cara de ese personaje embutido en una camisa de fuerza con esos ojos saltones inyectados en odio, recibiendo una descarga eléctrica dice todo lo que esconde este buen disco: un colosal reparto de plomo a velocidad de la luz. Y ese segundo plano con un alien descojonándose sirve de señuelo para un disco de los que divierten. No solo exhiben los clásicos riffs acelerados de la vieja escuela, solos limpios, cambios de ritmo de rompeolas, líneas melódicas densas, una voz jugosa e incendiaria o un incesante martilleo de parches, a todo eso añaden unos coros al estilo Tankard alucinantes, de esos revienta salas.

Seguramente el comienzo tan relajante con melancólica guitarra acústica de Dealing Death nos haga enarcar la ceja, pero….dale unos segundos y te salta al cuello un corte cual manto de lava, parches martilleándote sin cesar, riffeos voraces como pirañas, un punteo funde neuronas y ritmos frenéticos varios. Con Redneck Riot si que no hay “dudas”, a saco desde el primer segundo con un riff thrashero melódico y unos coros incendiarios, sinceramente que las sensaciones que desprenden estos son adrenalíticas.

En conjunto, arropado por una producción de las buenas, las ideas fluyen con buen gusto y aúnan todo lo bueno del universo Thrash Metal: agresividad, pesadez, consistencia y melodía. Puede que no sean los merlines de la originalidad pero tienen margen de sobra para que gusten. Puestos a comentar alguna mejora, yo adornaría más esas lecciones thrasheras, porque sí, son muy eficaces, pero este estilo gana y mucho cuando flirteas levemente con el Heavy Metal.

Kill Or Be Killed te clava las guitarras con una machota, un corte de puro frenesí, guitarras dobladas en el ritmo y con coros desatados e ideal para los “tuerce cuellos”. Hate Injection entra con una guitarra muy heavylonaga y rotura de ritmo posterior, el muestrario de riff es notable y las voces guturales “asustan”, un tema que te mantiene en vilo desde el primer segundo. Blood For The President me enseña, enmarcado en un carrusel de tempos, unos riffs algo más “agradables” y melódicos pero con la misma fuerza.

Atentos a las guitarras de los primeros compases del medio tiempo Fuck The Demon, más heavys que otra cosa, ahí está el secreto de la senda de la variedad en el Thrash. Hell In A Cell y ese bajo encierra algo de épica, es un corte de casi 7 minutos, el más extenso y que pasa de una cadencia plomiza inicial a desparramarse sin compasión en otro frenético ritmo. La instrumental Dädldi Dädldi Dä nos alterna secuencias simplonas con otras más trabajadas en un maremoto de buen hacer. Finalizamos con Nodeng Of Darkness, donde bajan cadencia y la voz es casi gutural. Es un corte algo oscuro, intenso y que te presiona en todo el campo, buen final.

Si te gusta el Thrash Metal, si valoras cuando un trabajo en este género trasmite energía y entusiasmo debes escuchar los casi 40 minutos de Hate Injection. Una excelente combinación de las viejas escuelas alemanas y americanas que no dejará mal sabor de boca a ningún thrashero que se precie, así que la media de mis variables a valorar en este estilo sale de 8 puntos sobre diez. Un saludo metálico a todos.

Track List

  1. 1. Dealing Death
    2. Redneck Riot
    3. Kill Or Be Killed
    4. Hate Injection
    5. Blood For The President
    6. Fuck The Demon
    7. Hell In A Cell
    8. Dädldi Dädldi Dä
    9. Nodeng Of Darkness

Formación

Berne. Voz

Chris. Guitarras

Nodeng. Bajo

Phil. Batería

Oficial

www.facebook.com/battlecreekthrash

Deja un comentario