“Dos generaciones dándolo todo”

Crónica Nuri Muñoz y Crom, Fotos Crom

Tras la resaca navideña, 2016 empezó con buenas perspectivas para la escena musical en tierras murcianas. Con motivo del vigésimo aniversario del inicio de su actividad en los escenarios de nuestro país, unos renacidos Ankhara visitaron la capital de la Región y, muy sabiamente, eligieron como teloneros a los Hitten, una banda local que, a base de mucho tesón y talento manifiesto, ya ha trascendido las fronteras de la piel de toro y a lo largo del presente año celebrará diversas actuaciones por otros países europeos. 

El concierto que ofrecieron ambos grupos el pasado nueve de enero tuvo lugar en la sala Garaje Beat Club, cita que congregó a una muy respetable cantidad de melómanos dispuestos a pasar una buena velada. Dicho propósito se cumplió con creces, pues tanto Hitten como Ankhara pusieron toda la carne en el asador para que los asistentes degustasen los directos que ofrecen actualmente. Exactamente a las 22:30, Hitten comenzó su actuación con Demons, tema que abría su entrega de 2014 First strike with the devil, heavy metal rápido y vibrante. Desde el primer minuto el público fue consciente del salto cualitativo que ha supuesto el ingreso de Johnny Lorca en la banda, brillante tanto en su labor a las seis cuerdas como en los coros, además del plus que supone su presencia escénica, siempre dinámica. Con todo, esa noche también era especial por ser la prueba de fuego sobre las tablas para su nuevo batería, Juan Carlos, quien no decepcionó en absoluto. Tras las presentaciones de rigor, llegó el turno de Burn this city, material que los seguidores más antiguos agradecieron con entusiasmo. El buen hacer de los responsables del sonido de la sala fue un aliciente para los músicos, quienes se mostraron encantados con las circunstancias y la buena acogida que cosechó la canción Can’t bring me down, un adelanto en exclusiva de su nuevo trabajo (https://youtu.be/-ZLSgBdqUGs), y que se pondrá a la venta en cuestión de semanas. A continuación, tocaron Ladykiller, impecablemente defendida en directo por Aitor Navarro, cuya voz sigue ganando enteros con el paso de los años. 

No podía faltar en el repertorio “Don’t be late”, publicada como sencillo en 2015 e interpretada con muchísima contundencia sobre el escenario, hecho del que disfrutó la audiencia, totalmente entregada mientras sonaban los acordes de Running over fire, otra pieza fundamental en los conciertos de Hitten. Tras un cariñoso saludo al público y pidiendo disculpas por la necesidad de ajustarse al horario establecido, los músicos enfilaban la ruta hacia los camerinos, pero los gritos y los aplausos del respetable  reclamaron su presencia en escena de nuevo, hecho que demostró la comunión existente esa noche entre la banda y los asistentes. Para agrado de estos últimos, tocaron no una, sino dos canciones: Lookin’ for action, perteneciente a su trabajo de 2014, y una versión hipervitaminada de Iron Maiden, como tributo al sonido de la NWOBHM que tanto aman los miembros de Hitten.  A tenor de lo exhibido por la banda murciana en este concierto, el tiempo ha dado la razón a quienes apostaban hace algunos años por la ilusión y la calidad que ofrecían ya entonces unos músicos jóvenes pero musicalmente solventes y experimentados, algo que queda patente en la profesionalidad de sus composiciones y en la presentación que ofrecen en directo. Prueba de ello es la aceptación que les dispensa el público allá donde van. Como hizo notar públicamente a los presentes Pacho Brea micrófono en mano durante la actuación de Ankhara, no cabe duda de que el futuro de la escena metalera en España corresponde a grupos como Hitten, quienes defienden sin tapujos y muy dignamente un heavy metal bien hecho y con proyección internacional. 

Escrito por Nuria Muñoz

Cambios en el escenario para el momento estelar de la noche, Ankhara celebra sus 20 años juntos y no se hacen de rogar demasiado, son las 00:20 de la noche cundo se sube el telón y suena la intro tras la cual la banda abre con Demasiado tarde, de su primer trabajo “Dueño del tiempo”, no sabes qué respuesta esperar por parte del público, que es perezoso a la hora de apoyar a nuestras bandas nacionales, pero esa noche hubo una respuesta satisfactoria, al menos había ambiente, además la peña se anima, conoce las canciones y participa.

Momento tranquilo con guitarra a pelo y la gran voz de Pacho Brea, que hoy lo veo cantar mejor que nunca, en les inicio de Jamás, para luego coger ritmo y ser muy coreada por el público al grito de Oooeee. Comunión del vocalista con los asistentes y gran solo de guitarra, deja cantar solo al público el estribillo “No, no me atarás, no estoy aquí por ti, me iré con las estrellas, jamás voy a morir”

La peña corea el nombre de Pacho mientras éste dice que “esta canción habla de los demonios que tenemos dentro, lo duro que es salir adelante pero que menos mal que tenemos el puto rock and Roll”, como preámbulo a En mis manos

Le siguen Mente atormentada, No digas nunca, también muy coreada. “Arriba Murcia!!!” grita Pacho y la peña responde acompañándole con sus voces, otro buen solo de guitarra en este tema. 

Siguen repasando su discografía, ahora es el turno de de su segundo disco, la balada Junto a mí, que inicia una guitarra con mucho feeling. La canta el público y la parte inicial el propio guitarrista Cecilio Martínez. Le dedican a Ángel, fallecido y conocido de la banda, un tema de su banda favorita que no es otra que Iron Maiden, el tema es Powerslave y es una más que correcta versión, con un buen Sergio Martínez escenificando las poses más conocidas de Steve Harris. 

No mires atrás es la conocida de todos que conduce el concierto hacia su final, el público demuestra su fervor coreando el estribillo, que Pacho Brea deja cantar en solitario en un momento dado. La banda se despide y el público pide más, Ankhara no tarda en volver con el primer bis, Hasta el fin, con el conocido estribillo “Siempre que estés ahí, apoyando hasta el fin, seguiremos así, esto no va a morir” cantando por todos, buenos solos de guitarra aquí también. 

Pacho Brea pide a la gente que apoye el Metal Nacional, que hay bandas internacionales en las que la gente se gasta una pasta y dan de lado a otras como Hitten, que se lo curran… No puedo estar más de acuerdo con él. El fin de fiesta viene con Acordes, “Tú eres la sangre que corre por mis venas, sin ti yo no puedo vivir, eres mis pensamientos, los malos y los buenos, y es que formas parte de mi”, es el punto fuerte de Ankhara, sus canciones son conocidas y sus estribillos fáciles de seguir. 

Tras la actuación Pacho Brea nos emplaza a la zona donde tienen su marchan y donde poco después la banda firma y se hace fotos con todos. Una noche memorable de buen Heavy Metal.

Escrito por Crom

Más fotos en nuestro Facebook

Deja un comentario