Blackfield - Blackfield V (2017)

by Moralabad

“Ya no hay vuelta atrás…”

Crítica escrita por Moralabad

Hace pocos días salió a la luz el quinto y nuevo disco de Blackfield, la banda formada por Aviv Geffen (Israel) y Steven Wilson (Reino Unido) en 2001. Cuatro años han pasado desde el anterior “Blackfield IV” con el que sin duda tuvieron mucho éxito en Europa y Asia occidental, posicionándose en las listas de mejores discos del año. Este año han querido editar un nuevo lanzamiento con la misma banda y colaboradores externos, pero a mi parecer el resultado deja mucho que desear.

La producción, liderada por el gran Alan Parsons, es sin duda un trabajo de los que merecen premio, ahora, el resto que aporta este “Blackfield V” vamos a ver que no tiene mucho bueno que defender. Tras una intro instrumental en la que se introduce a la orquesta sinfónica británica de sesión llega una serie de cuatro cortes consecutivos en los que la linealidad, parecer como si hubiera pocas ganas y la repetitividad del mismo ritmo base, hacen que no esperemos mucho del disco.

La cosa no mejora, porque el colmo de esta “superbanda” es “Sorrys”, en la que el dúo formador se dedica a cantar de forma aburrida con un acompañamiento de tres acordes sin variación alguna… es deprimente escuchar algo así de esta banda. Menos mal que de la mitad al final llegan las manos de Eran para, con su piano, mostrar algún signo de virtuosismo y buen hacer.

Parece que algo se está animando cuando en el final del medio tiempo ambiental “Life Is An Ocean” se vislumbran rasgos eléctricos por primera vez en siete canciones, nada mal. Y por fin tenemos nuestra recompensa a tan larga y tediosa espera, “Lately” se asemeja al rock que en los setenta puso de moda Chicago, tema animado con voces dobles en estribillo y distintos solos de guitarra a lo largo de los casi cuatro minutos. Buen tema, todo hay que reconocerlo. Terminando esta racha está “October”, con voz muy viva de Aviv y acompañamiento de piano y orquesta, que aporta frescura y variedad.

Como si pareciera un nuevo comienzo, el medio tiempo instrumental y acústico “Salt Water” precede a sus acompañantes “Undercover Heart”, muy similares entre sí salvo que en esta hay voz acompañada de todos los coros. Finalmente, “Lonely Soul” mantiene el ritmo marcado desde la instrumental con un brillo muy Porcupine Tree de los primeros años y un ambiente más electrónico, todo ello con una voz femenina como protagonista. Lineal pero eficiente.

Por último, un tema compuesto por Steven, lo cual se nota porque es el estilo que lleva componiendo desde su salida de Porcupine Tree, rock clásico y directo y sorprendentemente, aunque no llega a los cinco minutos, es la más larga del conjunto.

En definitiva, un disco que no llega al nivel de su predecesor y que no aporta nada nuevo a la gran oferta que diariamente hay por todos los rincones del mundo. La nota que le doy es un 5,1/10.

Canciones

1. A Drop In The Ocean

2. Family Man

3. How Was Your Ride?

4. We’ll Never Be Apart

5. Sorrys

6. Life Is An Ocean

7. Lately

8. October

9. The Jackal

10. Salt Water

11. Undercover Heart

12. Lonely Soul

13. From 44 To 48

Blackfield

Aviv Geffen – Voz, guitarras y teclados

Steven Wilson – Voz, guitarras y teclados adicionales

Steffy Efrat – Coros y bajo

Eran Mitelman – Coros, piano y teclados

Tomer Zidkyahu – Batería y percusión


 

Escrito por Moralabad


Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios (2)

  • Muchas gracias Koba! La verdad es que me gusta darle tres oídas a cada disco antes de comentar nada de ellos, en este caso fueron 5 y las cinco igual que la primera... Nada, no tiene nada de interesante en comparación con otros y estoy muy de acuerdo que hay otras bandas emergentes como Haken, que ne directo son la leche. Gracias!
    Un saludo!

  • Comparto la nota, para mi también fue una pequeña decepción este disco, parece que este 2017 nuestros artistas tendrán que esforzarse más para engancharnos, ya que hay muchas bandas under haciendo la misma música que Steven Wilson con Blackfield y con mucho mejores resultados como Haken o Riverside, si bien Blackfield es más Pop ese no es el problema ya que el disco Welcome To My DNA o el anterior Blackfield IV son excelentes ...disco tedioso y soporífero, lo borré luego de la segunda escucha, no pude sacarle nada más ni escarbando siquiera, con tanta buena música da no se qué perder el tiempo en discos tan predecibles, una pena....buena crítica y puntuación merecida.